El miembro de la realeza que se ha comprado un castillo en pleno coronavirus

Una edificación que data de 1470 y que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Pierre Casiraghi y su esposa, Beatrice Borromeo
Pierre Casiraghi y su esposa, Beatrice Borromeo | Wiki commons

Un castillo al sur de Francia, muy cerca de la Costa Azul. Concretamente, en la localidad francesa de 'Mons', a unos 100 kilómetros de Mónaco. Una construcción erigida en 900 metros cuadrados, en la que destacan cuatro torreones medievales, y que data de 1470

Los propietarios, Pierre Casiraghi y su mujer, Beatrice Borromeo. Él, hijo de la princesa Carolina de Mónaco. Ella, periodista y aristócrata desde que la pareja contrajera nupcias —primero por lo civil y más tarde por medio de una ceremonia religiosa— en 2015. 

La pareja se conoció estudiando en la universidad, en 2008, y en 2014 hizo oficial su compromiso

Se sabe que el hijo de la princesa de Mónaco, Pierre Casiraghi, de 32 años de edad, es un apasionado de la Edad Media desde su más tierna infancia. Tanto es así que practica 'behourd', un deporte que se remonta al siglo XV y que requiere de una armadura y de blandir una espada para su práctica.

'Château de Beauregard' es el nombre que recibe el castillo por cuya compra sus nuevos inquilinos han desembolsado 4 millones de euros, ahí es nada. Sin embargo, no son tanto las proporciones de tan ingente fortificación ni el precio de su venta como el contexto lo que ha hecho que dicha adquisición cope no pocos titulares de medios informativos.

Casiraghi, un sueño cumplido durante la cuarentena

Un sueño que no era otro que adquirir un castillo como segunda residencia. Según informaba la revista 'Vanity Fair' el pasado viernes, otros famosos, como es el caso del vocalista de los 'Rolling Stones', Mick Jagger, también habrían estado interesados en su compra.

La lujosa edificación perteneció a una importantísima familia de la nobleza de la Provenza durante los últimos 500 años y fue su último propietario, el conde Patrick de Clarens, quien lo puso a la venta al no poder seguir asumiendo los costes de su mantenimiento. Clarens habría intentado en vano evitar la venta poniendo en subasta parte del mobiliario y otros objetos de valor del castillo.

Con todo, según informa 'La Vanguardia, la familia Grimaldi de Mónaco guarda cierta relación, si bien pretérita, con el castillo. Al parecer, una de las tatarabuelas de Pierre Casiraghi habría nacido en una de las habitaciones del castillo.

Una edificación cuya fachada e interiores han sido rehabilitados, si bien manteniendo los materiales de origen en la medida de lo posible, ya que fue erigida con las piedras que sobraron durante la construcción de la Catedral de Florencia. Una rehabilitación, relata La Vanguardia, que ha sido retransmitida en Facebook por uno de los operarios casi en su totalidad.

Reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Una familia de origen catalán, los Villeneuve, y que fue una de las pocas familias nobles que sobrevivieron a la Revolución Francesa, fueron muy populares en la localidad de Mons, recoge La Vanguardia, «por su compromiso histórico con el desarrollo de la zona».

Así pues, un sueño, el de Pierre Casiraghi, auténtico apasionado del medievo, hecho realidad, pero, eso sí, en plena cuarentena por alerta de la salud mundial. Y es que, al parecer, «los asuntos de palacio no siempre van despacio».


Comentarios

envía el comentario