El porqué del desánimo del rey Felipe: La nueva pelea familiar que sale a la luz

El monarca no atraviesa su mejor momento

El rey Felipe VI muy serio en el International Leaders Forum
Felipe VI no está viviendo un buen momento familiar | Casa Real

Los constantes problemas en los que se ven envueltos sus sobrinos (Froilán y Victoria Federica), los delitos cometidos por su cuñado Iñaki Urdangarín, la historia de amor entre su padre (Juan Carlos I) y Corinna o el escándalo de la cuenta del rey emérito en Suiza son algunos de los hechos que han llevado a que Felipe VI no esté atravesando su mejor momento.

​​​▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos donde comentamos todos los cotilleos de España. Estaréis informados, podréis cotillear y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

En concreto, todas esas circunstancias han propiciado distintas discusiones y han acabado generando un mal ambiente entre la familia que ya nadie quiere esconder. Y ese se ha incrementado con una reciente pelea que el ahora monarca tuvo de forma reciente con su padre, según ha dado a conocer 'Periodista Digital'.

Al parecer, ambos se enfrentaron a gritos en el Palacio de la Zarzuela tras publicarse el escándalo de la mencionada cuenta suiza. En concreto, fue Juan Carlos I el que pidió una audiencia con su hijo para hablar del asunto y lo hicieron teniendo una bronca monumental. Así, Felipe VI le reprochó lo sucedido a su progenitor y este acabó gritándole: «Haz un comunicado y échame toda la culpa a mí. Lo hago por la princesa de Asturias».

La periodista Pilar Eyre, además del mencionado medio, son los que se han hecho eco de esta discusión que finalizó cuando el Rey hizo un comunicado oficial no solo renunciando a la herencia de su padre que le correspondería de dicha cuenta sino dando a conocer que retiraba a ese su asignación anual.

Eso sí, se ha contado que el esposo de Letizia tras dicha publicación se sentía tan sobrepasado por todo lo sucedido que «hincó los codos en las rodillas, hundió la cabeza en las manos y se echó a llorar».

  


Comentarios

envía el comentario