Sacan a la luz novedades sobre la muerte de la hermana de Letizia

Sus exvecinos aseguran que Érika Ortiz no se suicidó, tal y como aseguran fuentes oficiales
Érika Ortiz, hermana de la reina Letizia, fallecida el 7 de febrero de 2007. | España Diario

Dentro de unas pocas semanas, se cumplirán 14 desde la muerte de Érika Ortiz, la hermana de la entonces Princesa Letizia. La joven, se quitaba la vida en su domicilio del barrio madrileño de Vicálvaro dejando a la familia Ortiz- Rocasolano totalmente hundida.

A pesar de que siempre han intentado llevar con discreción este asunto, lo cierto es que Jaime Peñafiel volvía a avivar la polémica en su columna para la revista LOC en la que desvelaba como había vivido la Reina de España este trágico suceso.

El periodista, además, revelaba que como se había encontrado el cuerpo de la fallecida e incluso hablaba de la existencia de tres cartas de despedida que habría escrito Erika.

 

Los vecinos dudan de que fuese un suicidio

Tras las revelaciones del periodista, ahora son los vecinos de la experiodista quienes aportan nuevos datos sobre este terrible suceso, asegurando que la causa de la muerte de Erika Ortiz no había sido un suicidio, tal y como se asegura en la versión oficial.

Imagen de archivo de Felipe y Letizia en el funeral de Erika Ortiz | España Diario

Diversos vecinos aseguran que la joven no intentó quitarse la vida de manera consciente. «Yo creo que esa mujer no se suicidó. Esa mujer tenía problemas y tomaba muchas pastillas. Se ve que un día tomó más de la cuenta, pero no con el fin de hacerse daño, sino que le pilló con mal cuerpo y ahí se quedó», revelaba uno de los vecinos.

Otro confirmaba lo dicho por su compañero y añadía que «los días de antes se la veía y estaba muy bien. Nos extrañó mucho cuando nos dijeron que se había suicidado». Unas declaraciones que no han sentado nada bien a la mujer del rey Felipe, que está dispuesta a todo con tal de que no vuelva a hablar sobre el tema. 

Ahora, la vivienda donde se encontró el cuerpo de Érika está alquilado por un hombre que reconoce que no tiene problemas con el oscuro pasado de su inmueble.