Sofía, estalla: Lo que está haciendo Juan Carlos en su peor momento

El padre de Felipe VI olvida así sus preocupaciones

Juan Carlos I en Sansenxo el 13 de julio de 2019
Juan Carlos I olvida sus problemas yéndose de caza | España Diario

Desde que Juan Carlos I decidió apartarse de los actos oficiales de la Casa Real, pocas han sido las veces en las que hemos podido ver al anterior monarca en labores institucionales. Ahora, su vida es ajena a lo que acontece en palacio y ha optado por la relajación que la jubilación otorga.

Después de haberlo visto abatido en el funeral de su hermana, la infanta Pilar, donde compartió escenario con los miembros de la Familia Real y demás rostros conocidos, Juan Carlos volvió a sus hobbies y a su vida tranquila y plácida donde las reuniones y comidas con sus amigos son su tónica diaria.

Pero hay una afición concreta que no gusta nada a su mujer, doña Sofía, y que seguramente es una idea que también comparte su nuera, la reina Letizia: la caza. Don Juan Carlos acudió el pasado fin de semana a la finca El Avellanar, cuyo propietario es Alberto Alcocer, para disfrutar de una jornada de cacería.

No es la primera vez que el padre de Felipe VI continúa con esta controvertida afición suya, pues hace unos meses también estuvo presente en la fina La Flamenca para otra sesión de caza.

Si bien su estado de salud le prohíbe realizar monterías, ahora Juan Carlos I se limita al ojeo de la perdiz. Una posición que le permite permanecer en el mismo sitio sin la necesidad de tener que estar desplazándose de un lugar a otro.

Así pues, mientras que el anterior jefe de Estado saltaba a los medios a raíz de una investigación donde salió a la luz el presunto cobro de una comisión de 50 millones de euros por parte de Álvaro de Orleans-Borbón, primo de Juan Carlos, este pasó el día disfrutando de uno de sus hobbies favoritos como manera de olvidar por un momento las preocupaciones de su día a día.


Comentarios

envía el comentario