¡Bomba real! El grave problema de la infanta Sofía

La hija pequeña de Felipe y Letizia ha pasado a ocupar el segundo lugar en la familia
La infanta Sofía ha quedado relegada a un segundo plano | España Diario

Ser la heredera al trono requiere una atención especial aunque eso signifique llegar a acaparar toda la atención de los progenitores. Esto mismo es lo que pasa con la infanta Leonor y la infanta Sofía por mucho que se empeñen Felipe y Letizia de hacer ver que entre las niñas no hay un trato diferente.

Lo cierto es que han habido dos momentos clave que dejan en evidencia el segundo plano al que ha pasado la pequeña Sofía desde que su hermana ha empezado a hacer labores institucionales.

La primera tuvo lugar hace unas semanas cuando un artista fue requerido en Zarzuela para inmortalizar en lienzo a Felipe junto a su primogénita.

Viendo la tierna postal que es estaba plasmando, Sofía rompió a llorar pidiendo formar parte de ella a lo que finalmente el monarca accedió solicitando al artista un cuadro semejante con su hija pequeña pero sin ningún valor institucional.

Pero si algo llamó poderosamente la atención fue el paseo que Felipe VI, Letizia y Leonor se marcaron estas navidades por las calles más emblemáticas de Madrid. Parece ser que los monarcas decidieron que la futura reina se diera un baño de masas y disfrutara quizás de una sesión de cine sin contar con la compañía de la infanta Sofía que no fue invitada a tan familiar velada.

 

La infanta Sofía, siempre en segundo plano

Es evidente que todo responde a un plan para limpiar la imagen de la Corona y acercar al pueblo a la que será su futura monarca a la que no interesa ser eclipsada por la infanta Sofía.

Es imprescindible hacer resaltar la imagen de Leonor por encima de todo y para ello, la Familia Real felicitaba las navidades con la típica postal pero con una clara diferencia. La foto elegida fue un momento del debut institucional de la infanta Leonor donde Sofía está situada a la derecha de la reina Letizia como marca el protocolo.

Algunos expertos como César Toledo, opinan que la infanta Leonor no está preparada para ocupar un cargo tan importante debido al carácter tímido e inseguro del que  hace gala delante de la prensa mientras que Sofía es más cercana desenvolviéndose mejor en actos públicos.

«Parecía un poco insegura, siempre buscando la mano de Felipe. Además, estuvo rodeada por el brazo de su madre en casi todo momento. En cambio, su hermana adoptó un enfoque más relajado y sonrió con confianza a las cámaras» publicó la prensa alemana sobre las hermanas.

Este carácter tan natural de la infanta Sofía podría suponer un problema para la Familia Real si Leonor no deja atrás la timidez y se muestra mucho más cercana con los medios de comunicación.