«Le pasa algo», la foto de la infanta Elena que estremece en el funeral

La hermana del rey Felipe preocupa tras su última aparición pública
Los reyes Felipe y Letizia durante el funeral a la infanta Pilar en el Escorial el 29 de enero de 2020
Los reyes en el funeral | España Diario

Este 29 de enero se ha celebrado en el Escorial el último funeral a la infanta Pilar. El Escorial és el mausuleo de la Familia Real, de modo que el de este jueves era la ceremonia oficial y ha contado con una amplia representación política.

Han asistido a presidenta del Congreso, Meritxell Batet y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso o el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, entre otros.

Como es lógico, toda la Familia Real ha asistido al acto. Los reyes Felipe y Letizia han entrado a El Escorial por la puerta principal, mientras sonaba el himno de España y han saludado a los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, así como los hijos de la infanta Pilar: Simoneta, Juan, Bruno, Luis y Fernando. 

Justo detrás se encontraban las infantas Elena y Cristina. Esta primera, hermana mayor del rey Felipe, ha mostrado una imagen tan deteriorada, que ha sido motivo de chismógrafo durante el funeral.

La infanta Elena y su hermana Cristina, en el funeral a la infanta Pilar en el Escorial el 29 de nero de 2020
La infanta Elena, en el centro de la imagen | EspañaDiario

La imagen de Elena, muy deteriorada

La infanta Elena cumplió el pasado 20 de diciembre 57 años. Sus pocas apariciones públicas hacen que se note mucho cuando hay algún cambio y este 29 de enero lo hemos notado. Elena se ha hecho mayor y se la ve desmejorada, como si tuviese de golpe 20 años más. Es cierto que su situación y la de su familia dista mucho de ser ejemplar.

Elena ha tenido muchos enfrentamientos con sus hijos, Froilán y Victoria Federica. Ha sido siempre la niña de los ojos de Juan Carlos, pero ahora casi ni le ve, ya que la Familia Real es casi Felipe, Letizia, Leonor y Sofía. 

Con solo 57 años, Elena ya nota el peso de la edad y de los problemas y su rostro, que cada vez es más parecido al de su padre, ya no puede ocultar todas las batallas que ha sufrido en los últimos años. La edad no perdona ni a los borbones.



Comentarios

envía el comentario