Confirmado: Es la hija biológica del Rey. Juan Carlos enmudece

Delphine Boël es hija biológica del rey emérito Alberto II de Bélgica
El Rey Alberto II y el Rey Juan Carlos de España en la solemne celebración donde dos Papas, Juan Pablo II y Juan XXIII, fueron canonizados, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el domingo 27 de abril de 2014
Alberto II y Juan Carlos I | España Diario

La artista belga Delphine Boël ha sido confirmada como hija biológica del rey Alberto II de Bélgica después de que las pruebas de ADN hayan sido positivas. Ha sido el propio monarca el que informaba de los resultados del test al cual se sometió por orden judicial para determinar el parentesco de Delphine nacida de una relación extramatrimonial mientras estaba casado con la reina Paola.

Fue en mayo de 2019 cuando la Corte de Apelación de Bruselas mandó una orden a Alberto II para que se sometiera a las pruebas. Este decidió recurrir la decisión ante la Corte de Casación que finalmente le obligaba a realizarse el test de ADN y le impuso una multa de 5.000 euros diarios si rechazaba hacérselo.

Finalmente el pasado diciembre, llegaron los resultados que confirmarían la paternidad del monarca tras haber mantenido una relación con la baronesa Sybille de Selys Longchamps: «Las conclusiones científicas indican que (Alberto II) es el padre biológico de la señora Delphine Böel» informaban los abogados del monarca.

El rey Alberto ha decidido terminar con los rumores de una forma digna a pesar de que sus abogados sostienen que el proceso puede ser «discutible» ya que existen «argumentos jurídicos para justificar que una paternidad legal no es necesariamente el reflejo de una paternidad biológica».

Por ello el rey emérito ha mandado un comunicado donde expone las conclusiones finales del caso después de que la ciencia haya dado la razón a Delphine Boël.

«Este proceso no ha respetado la vida privada de las partes. Por respeto a las instituciones judiciales, el rey Alberto se ha abstenido de intervenir en los debates fuera de las salas de audiencia. He aquí por qué ha decidido reaccionar y explicar su posición en el asunto».

Delphine Boël, hija legítima de Alberto II de Bélgica

Delphine nació en 1968 fruto de una relación que Alberto tuvo con  la baronesa De Selys Longchamp y presentó la primera demanda de paternidad en 2013. Fue a raíz de la publicación de las memorias no autorizadas de la reina Paola —mujer del rey emérito— donde salió a la luz la existencia de Boël.

Entonces la baronesa De Selys Longchamp decidió romper su silencio y confesó haber mantenido una relación durante años con Alberto II haciendo públicas una fotografías del entonces rey con Delphine. Además la baronesa aseguró que el matrimonio real estuvieron en dos ocasiones al borde del divorcio, en 1969 y 1976.

Alberto II confirmó que su matrimonio con la reina Paola había pasado por momentos difíciles pero nunca reconoció que Delphine fuera hija suya. Sin embargo, después de que las pruebas realizadas a Jacques Boël, tutor legal de la artista, determinaran que él no era el padre biológico, se le ordenó al monarca hacerse las pruebas de ADN que finalmente han confirmado la paternidad.



Comentarios

envía el comentario