La Casa Real alucina con la esquela de la infanta Pilar

Un dato aparecido en ese documento ha llamado poderosamente la atención
Infanta Pilar de Borbón durante el rastrillo de Nuevo Futuro 2018 en Madrid
La esquela de la infanta Pilar de Borbón ha generado sorpresa | La Coctelera

El pasado 8 de enero se producía el fallecimiento de la infanta Pilar de Borbón, la hermana del Rey Emérito Juan Carlos I, a los 83 años y tras un tiempo luchando contra un cáncer de estómago. Una triste noticia para sus hijos y para toda su familia y allegados.

Hoy esa muerte vuelve a cobrar actualidad. ¿El motivo? Que ha llamado poderosamente la atención un dato que aparece en su esquela, donde se indica que el funeral por su eterno descanso tendrá lugar el próximo 31 de enero en la madrileña Catedral de la Almudena a las 19 horas.

En concreto, ha sorprendido que en ese documento, junto a los nombres de sus hijos y nietos, sí esté el nombre de una de sus exnueras (Winston C. Carney), que estuvo casada con Juan Gómez-Acebo, y no el de otras. Nos estamos refiriendo a que no están el de Laura Ponte, que fue esposa de Luis Beltrán Gómez Acebo, o el de Mónica Martín y Nadia Halamandari, ambas ex de Fernando Gómez-Acebo.

Esquela de la infanta Pilar de Borbón
Su nuera americana si aparece en la esquela publicada en 'ABC' | ABC

Esa singularidad de la esquela ha hecho suscitar rumores. En concreto, se ha especulado con el hecho de que Winston y Juan, que se habían separado el año pasado tras cinco años de matrimonio y un hijo en común, podían haberse reconciliado. Sin embargo, según ha publicado 'Vanitatis', no es así, siguen separados aunque mantienen una gran cordialidad.

De la misma manera, ese medio ha dado a conocer que, tras haber hablado con fuentes cercanas a la familia, el motivo de que la norteamericana apareciera en la esquela, incluso con el título de Vizcondesa de la Torre, se debía a que la infanta Pilar sentía verdadera adoración por aquella. Tanto es así que incluso esta había viajado en varias ocasiones desde Estados Unidos para visitar a su exsuegra y estar al día de su evolución con respecto a la enfermedad.

Precisamente por ese cariño mutuo que se profesaban se consideró que sería oportuno que el nombre de Winston sí apareciera en la esquela junto a los nombres de las dos actuales nueras de la fallecida: Bárbara Cano y Andrea Pascual.



Comentarios

envía el comentario