Peligra la seguridad del Rey: Lo que la Guardia Civil no quiere contar

Quienes trabajan para la Casa Real han realizando varias denuncias públicas
El rey Felipe VI muy serio en el International Leaders Forum
La seguridad del rey ha cobrado hoy protagonismo | Casa Real

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos que más se cuida en torno a la figura del rey Felipe VI así como de su mujer (reina Letizia) y sus hijas (princesa Leonor e infanta Sofía) es la seguridad. Y esta es llevada a cabo por efectivos de la Guardia Civil. Efectivos que hoy se han convertido en noticia a raíz de un comunicado que han lanzado.

En concreto, ese comunicado ha sido publicado por las Asociaciones Profesionales AEGC (Asociación Española de Guardias Civiles), AUGC y UniónGC para mostrar el malestar que existe por las condiciones en las que se encuentran los agentes que están al servicio de la Casa Real.

Así, por un lado, se expone que aquellos no solo tienen que hacerle frente al hecho de que no cuentan con relevos en los servicios nocturnos sino que, además, tienen que llevar a cabo jornadas maratonianas, lo que atenta contra la conciliación familiar. Eso sin pasar por alto que también se quejan de que, en numerosas ocasiones, se reducen de forma considerable lo que son sus descansos semanales.

Por otro lado, también hay un malestar notable hacia el sistema que existe para cubrir el Servicio de Seguridad de la Casa Real. Ese no es otro que un sistema de vacantes de libre designación, del que exponen que «el nombramiento y el cese en un puesto depende de la absoluta discrecionalidad del mando, cuya 'pérdida de confianza' puede ser elemento suficiente para dejar a un Guardia Civil sin destino con las graves consecuencias familiares, económicas y personales que ello conlleva».

«En este contexto desarrollan la labor los hombres y mujeres del Servicio de Seguridad de Casa Real, quienes ven frecuentemente lesionados sus derechos laborales pero que, por miedo a ser cesados en su destino, no se atreven a denunciar».

Vehículo de la Guardia Civil
La Guardia Civil ha presentado sus quejas con un comunicado | Pixabay

A estas quejas, también se suma el hecho de que los puestos de trabajo de esos agentes están siendo grabados de forma continua tanto en vídeo como en audio, que existe una «gestión del servicio de manera paralela y manual a la establecida» o que hay obligación de comunicar si se ha procedido a solicitar el abandono de la unidad.

Todo ello, y también el que ha habido una negativa del Teniente Coronel Jefe a reunirse con esas asociaciones para abordar el problema, han llevado finalmente a redactar ese comunicado. Y es que se establece que «se ha generado un muy mal ambiente de trabajo donde nadie puede quejarse por temor a las represalias».

Con este documento que se ha hecho público, lo que se pretende es hacer «un llamamiento tanto a la Dirección General de la Guardia Civil como al propio cuerpo militar de la Casa de S.M. El Rey para que ponga solución inmediata a estos incumplimientos de la legalidad, y los Guardias Civiles allí destinados disfruten de los mismos derechos que todos sus compañeros y compañeras de otras unidades y sea respetada su dignidad, intimidad y conciliación familiar y laboral».



Comentarios

envía el comentario