La muerte de la infanta Pilar no logra unir a la Familia Real

La infanta Cristina no ha sido vista acudiendo al velatorio tras la muerte de Pilar de Borbón
Los Reyes de España llegando en coche al velatorio de Doña Pilar de Borbón | AGENCIAS
 

Que la Familia Real es un complejo amalgama de alianzas, complicidades, enfrentamientos y malas relaciones entre sus miembros ya no es un secreto para nadie.

 

El último episodio que ha puesto de manifiesto la tensión que se vive en el entorno de los Reyes de España se ha producido en un momento tan triste y delicado como han sido las primeras horas del velatorio de Doña Pilar, hermana del Rey Emérito Don Juan Carlos, fallecida ayer después de una larga e incansable lucha contra un cáncer.

 

El velatorio de Doña Pilar se ha instalado en el domicilio de la fallecida, en Puerta del Hierro, y por allí han pasado durante las últimas horas, decenas de personalidades que han querido dar el último adiós a la Infanta, una de las personas más queridas de la Familia Real.

 

Una ausencia destacada, la de la Infanta Cristina

Los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía acudieron juntos al velatorio después de unas horas muy duras en el hospital, donde se encontraban cuando se hizo público el fallecimiento de Doña Pilar. También acudieron posteriormente al domicilio los reyes Felipe y Letizia y la Infanta Elena, con Victoria Federica y Froilán que llegaron los tres juntos en un coche.

 

A quien no se ha visto despedirse de Dona Pilar por el momento es a la Infanta Cristina, alejada de los focos desde hace tiempo y más aún después de la última polémica por la salida de su marido Iñaki Urdangarín de la cárcel de Brieva, donde cumple condena por el caso Noos. A pesar de la estrecha relación que la Infanta Cristina siempre ha mantenido con Doña Pilar, uno de sus puntales familiares durante los últimos y dolorosos años que ha vivido Doña Cristina, la hermana del Rey Felipe VI ha querido evitar coincidir con los Reyes de España, con quien no mantiene una buena relación a raíz de los escándalos y polémicas de los últimos tiempos

 

La ausencia de Cristina en el velatorio también se explica según otras fuentes como una medida pactada con los Reyes de España para no coincidir debido a la frialdad y distancia impuestas durante los últimos tiempos entre ambas partes. Para evitar nuevas polémicas y blindar la imagen de los Reyes, se optó por una solución intermedia consistente en que fuera el hijo de Doña Cristina e Iñaki, Juan Urdangarín, quien acudiera en un primer momento al velatorio.