ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un paso más hacia la libertad del conocimiento

César del Ama Bertol es un chico corriente, joven, natural de un pequeño pueblo de Cáceres, responsable del Centro de Alfabetización Tecnológica de Logrosán e informático de profesión. A simple vista lo único que comparte con Raúl Peromingo es su oficio, pues éste, también trabaja entre teclados, levantando servidores que se caen las 24 horas del día, aplicaciones que no funcionan y otros menesteres propios de una pequeña empresa de documentación en Madrid.

Tanto uno como otro, aunque a 350 Km. de distancia, comparten el convencimiento de que el software libre supone la misma burbuja de libertad y extensión del conocimiento informático. Ambos tienen claro que el único camino para que el usuario sea dueño de sí mismo en cuanto a las TIC es este sistema de software libre que expertos y personalidades a nivel internacional alaban hasta el punto de tomarlo como vía de desarrollo e implantación ‘en sus feudos' de las Nuevas Tecnologías.

El software libre es, por así decirlo, la ‘argolla tecnológica' que les une y que les permite, a la vez, ser un poquito más libres en cuanto a la utilización de las TIC.

  

El evento, concebido como el foro de debate de ideas, proyectos y experiencias, más importante de España, alcanzó altas cotas de participación y representación nacional e internacional del sector, contando además con la presencia de relevantes personajes como Richard Stallman (padre del Software Libre), el periodista Enric Sopena, el viceministro de Economía Solidaria del Gobierno de Colombia, Abraham Rubio-Quiroga o Miguel de Icaza, vicepresidente de Desarrollo de la empresa Novell, entre otros.

Libertad y Liberación del Ciberespacio

Los usuarios de software libre tienen claro que su modelo de desarrollo y distribución es la alternativa al software privativo. Richard Stallman, ‘padre de la criatura', y Premio Internacional de Extremadura al Conocimiento Libre, así lo hizo saber en la Conferencia Internacional de Badajoz, colocando como coletazos en sus declaraciones que, sobre todo, "el movimiento del Software Libre es una lucha por la libertad y es deber del ciudadano asegurar que esta libertad gane".

Libertad y fin de las ataduras de las licencias, o conocimiento libre son algunas de las acepciones que acompañan a esta nueva experiencia tecnológica del software libre. Unos valores que, además, todos cuantos se dedican a su difusión, se esfuerzan por propagar allá donde se celebra un evento relacionado con esta materia.

Y es que no se trata de apoyar una iniciativa idílica. A la vista están los resultados de Extremadura, el apoyo de los usuarios y el éxito que está teniendo en muchos de los ámbitos de la región. Porque, aunque parezca lo contrario, los usuarios son quienes tienen la última palabra.

Pero hablemos de Software Libre

El Software Libre constituye hoy una de las principales vías para el desarrollo de lo que se ha dado en llamar ‘Globalización'.

En palabras de Richard Stallman, el software libre es uno de los principales ejemplos "de desarrollo global". Supone, ante todo, la oportunidad que tiene el usuario para dar rienda suelta a sus capacidades, a su conocimiento de las TIC, a su acceso a las mismas. Es la puerta abierta al futuro, si se considera como futuro la propia informática y lo que ha supuesto la red de redes: Internet.

El usuario de software libre no precisa del pago de licencia alguna, otorgándole la oportunidad de que, una vez adquirido, pueda copiarlo, modificarlo, estudiarlo e incluso redistribuirlo. Como explican en Wikipedia (la Enciclopedia libre de Internet), "el software libre suele estar disponible gratuitamente en Internet, o a precio del coste de la distribución a través de otros medios; sin embargo no es obligatorio que sea así y, aunque conserve su carácter de libre, puede ser vendido comercialmente".

Una oportunidad para la falta de recursos económicos

Sin embargo, la comercialización del software libre borraría en parte la estela de libertad de la que hace gala, por lo que lo más común para la difusión de este tipo de sistemas es que desde la Administración se fomente su uso.

Algo que ha permitido que países con no muchos recursos, como Colombia o Brasil, se embarquen en el novedoso viaje hacia el desarrollo de las TIC y puedan, con el software libre por bandera, entrar en el mundo globalizado de la informática aceptando las bases del conocimiento libre, porque la libertad no se paga y en estos casos los recursos económicos son muy importantes.

Abraham Rubio-Quiroga, viceministro de Economía Solidaria del Gobierno de Colombia afirmaba en la III Conferencia Internacional de Software Libre que pese a que en "Colombia el 80% de la población vive en grandes ciudades", es un país que posee una gran merma de recursos, que se ha embarcado en un viaje hacia el desarrollo pese a no contar con infraestructuras, autopistas "y sobre todo sin acceso al desarrollo tecnológico".

Colombia es un país donde "la mayoría de la gente se traslada a las grandes urbes creando unos grandes desajustes no solamente socioeconómicos sino también socio ambientales, con problemas de integración y de inclusión de nuestras sociedades".

Pese a la economía, pese a la falta de igualdad en muchos sectores, a pesar de todos los pesares, Colombia está segura de que quiere "que el desarrollo del software libre y de la gestión del conocimiento nos permita brindar a todas esas organizaciones solidarias, software solidario, acceso a la tecnología solidaria para que nos volvamos productivos y competitivos. El desarrollo de una tecnología que está al servicio del desarrollo humano nos permite dar un salto cualitativo. Extremadura nos sirve de ejemplo, de cómo se puede hacer esta labor", afirmó Quiroga.

Así, Linex-Pymes, SESLinex, Linex, Molinux, GuadaLinex, o Linux sin más, son la cara de la misma moneda en que se mueve el software libre a lo largo y ancho de nuestro país, la moneda que ha permitido saltar las fronteras y servir de ejemplo a muchos países de Iberoamérica.

Extremadura, pionera

Castilla-La Mancha y Andalucía, con Extremadura a la cabeza, ya han tomado la referencia de este sistema de software que, se espera, acabe recalando en el resto de autonomías.

En el caso de Extremadura, desde la Junta se ha querido expandir el fenómeno del software libre y hacerlo presente tanto en el mundo empresarial, el de la Administración, la Sanidad e incluso la Educación; varias perspectivas del mundo extremeño que cuentan ya con un alto porcentaje de adaptación a los nuevos tiempos, a las nuevas políticas tecnológicas y al futuro de las TIC, que se mueven y así desean hacerlo, en la libertad que pregona el propio software libre.

La comunidad extremeña ha liderado "desde comienzos de los 90 una estrategia que persigue impulsar el uso de las TIC entre los ciudadanos, aprovechando sus posibilidades en todos los órdenes, especialmente en el campo de la formación y de la generación de negocios que supusieran, en definitiva, una mejora en la calidad de vida de los extremeños", afirman a Extremadura al Día desde la Junta para explicar el por qué de su decisión y apuesta por los sistemas de software libre.

"Prefiero gastarme millones en comprar ordenadores que en pagar licencias de software. Sí al software libre", afirmó el presidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra en una de sus últimas comparecencias en Madrid. Declaraciones que dejan ver que, pese a que Extremadura no se asienta a la cabeza de CC.AA. líderes en desarrollo económico, sí apuesta por las TIC.

Y el resultado está siendo positivo, sobre todo en cuanto a la implantación de este tipo de software, pues como indica César del Ama "todos los estudiantes saben de su existencia, y su manejo (a nivel usuario) es perfecto". Incluso para los adultos supone un buen camino a la hora de introducirse en el mundo de la informática, ya que resulta sencillo incluso para aquellos que ven un escritorio por primera vez.

Sea software libre o Conferencias Internacionales desarrolladas en el seno de la región, Extremadura quiere poner sobre la alfombra roja todo su arsenal de ideas, hacer presente al mundo que lideran una iniciativa pionera en el país que cuenta con el apoyo de instituciones y personajes relevantes a nivel internacional y sobre todo, dejar patente que la libertad, la igualdad y las oportunidades de acceso a lo que se ha llamado Sociedad de la Información, forman parte de lo que deberían ser valores del s. XXI, valores que van indudablemente unidos a un sistema que no sabe de licencias ni de restricciones de utilización.