Fernández Vara asegura que ha puesto la defensa del tabaco como un horizonte "prioritario"

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, aseguró hoy en el Debate sobre la Orientación de la Política General del Ejecutivo regional que ha puesto la defensa del tabaco como uno de los horizontes “prioritarios” de futuro.

Según Fernández Vara, esta defensa se refleja en las continuas reuniones que ha mantenido con altos cargos y responsables de la Unión Europea y con trabajadores del propio sector para la puesta en marcha de las medidas oportunas.

Además, el presidente autonómico afirmó que “está luchando” para que las ayudas para el tabaco se mantengan por lo menos hasta 2013 y que a partir de ese momento el sector pueda seguir funcionando con normalidad, en respuesta a la proposición realizada por el presidente del Grupo Parlamentario Popular, César Díez Solís, quien manifestó que todos deben trabajar de forma conjunta para conseguir la permanencia de estas ayudas hasta esa fecha.

El presidente del grupo parlamentario popular, Cesar Diez Solis, durante su intervención en el debate sobre la Orientación de la politica general de la Junta de Extremadura

Por otra parte, Díez Solís acusó a Fernández Vara de haber declarado que el cultivo de tabaco debía acabarse en la comunidad autónoma, ya que es perjudicial para la salud.

Al respecto, el presidente autonómico pidió al popular que no “tergiversara sus declaraciones” porque él manifestó que el tabaco sí era lesivo para la salud, pero en ningún momento dijo que la producción de tabaco debía acabarse en la región, sino que si a Extremadura se le exigía dejar de cultivarlo, también lo deberían hacer el resto de comunidades autónomas, ya que el tabaco es una de las principales fuentes de ingresos.

LOS MALOS TIEMPOS

En cuanto al sector de la agricultura y la ganadería, Díez Solís manifestó que ambos están atravesando “malos tiempos” debido principalmente a la subida en un 40 por ciento de los costes intermedios, y sin embargo el coste de los animales no ha subido.

En este sentido, el popular señaló que el sector ganadero ha perdido alrededor de 480 millones de euros, a lo que hay que sumar el gran número de explotaciones de ovino y porcino que han cerrado en la comunidad autónoma.

Por ello, pidió a la Junta de Extremadura que los cerdos se sacrifiquen en la región para quedar los beneficios en ellas y no en otras comunidades autónomas.

MÁS SACRIFICIOS EN EXTREMADURA

En respuesta, Fernández Vara se mostró de acuerdo con que el precio de los piensos ha subido y sin embargo el de los animales se ha mantenido, y añadió que se compromete a que se sacrifiquen más animales en la región, para lo que está trabajando con el sector.

En cuanto al ovino, el presidente recordó que ha habido ayudas “importantes”, aunque al estar en Europa hay limitaciones que vienen desde arriba y no puede ofrecer todas las ayudas que quisiera.

Sobre el sector agrario, informó de que éste continuará recibiendo ayudas, pero teniendo en cuenta de que “lo que es asegurable no es subvencionable”.

LA CONSTRUCCIÓN, EL GRAN AFECTADO

En otro orden de asuntos, el presidente popular manifestó que uno de los sectores más perjudicados por la actual crisis económica es el de la construcción, ya que la subida de la vivienda y de la hipoteca ha implicado que la “oferta sea altamente superior a la demanda”, ante lo que culpó a la Junta de Extremadura de no haber “hecho correctamente sus deberes al no adoptar medidas y soluciones correctas”, añadió Díez Solís.

Además, el popular señaló que el Ejecutivo regional iba a poner en marcha un “ambicioso” Plan de Infraestructuras, y lo único que ha visto es que cada vez “más trabajadores del sector de la construcción se van al paro”.

“NO ACEPTO LA CULPA”

Al respecto, el presidente regional indicó que “asumía la responsabilidad”, pero que no aceptaba que se culpara a la Junta de Extremadura por la subida de las hipotecas, de los tipos de interés, de los precios o de la luz, ya que son hechos que no dependen directamente del Ejecutivo autonómico, sino que se están dando de manera generalizada en todo el país.

En este sentido, planteó una cuestión a Díez Solís como que cuántas empresas de construcción había antes y cuántas hay ahora, a lo que agregó que en la actualidad el número de éstas se ha visto incrementado de “forma considerable, haciendo de la construcción un sector potente y capaz de competir”.

Comentarios