El concurso de ideas para la recuperación de la Alcazaba Árabe de Badajoz recibe una veintena de propuestas

El plazo de presentación de propuestas para el "Concurso de Ideas para la recuperación de la Alcazaba Árabe de Badajoz" se cerró el pasado 10 de octubre con la presentación de un total de 20 propuestas, según informó la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Para el desarrollo de este concurso, que fue convocado en el BOE del 9 de mayo de 2007, el Ministerio de Vivienda aporta 6.000.000 euros de un presupuesto total de 12.000.000 euros.

La actuación pretende la recuperación del Patrimonio Histórico de la Alcazaba, la muralla, la ordenación de espacios interiores, así como adosados y exteriores. Además el proyecto debe plantear la mejora del entorno de la Alcazaba y su conexión con la ciudad.

La actuación tiene que adecuar las edificaciones existentes y otras propuestas en la Alcazaba para usos de parque arqueológico, equipamientos culturales, turísticos, de ocio y que tengan cabida otros demandados o requeridos por la población de Badajoz a través del Ayuntamiento, y otras instituciones, o propuestas por los mismos concursantes.

Debe asegurar tanto la preservación del valioso patrimonio de la Alcazaba, como su puesta en valor, así como la protección de los efectos arqueológicos existentes. Definir las distintas áreas de actuación y los objetivos específicos de cada una de ellas.

Todos los concursantes presentados han tenido que considerar estos elementos de titularidad pública como contenedores de uso, y que refuercen el entendimiento global de la actuación.

La inversión se incluye dentro de la programación de Inversiones en el Patrimonio Arquitectónico, que el Ministerio de vivienda desarrolla con cargo a créditos propios de su capítulo inversor.

MAYOR ALCAZABA DE LA PENÍNSULA.

La de Badajoz es la mayor Alcazaba Árabe existente en la Península Ibérica con una superficie interior de más de 72.000 metros cuadrados. Los restos más antiguos descubiertos se remontan a la Edad de Cobre.

La etapa más floreciente corresponde a la comprendida entre los siglos V y III a.C. Con la dominación romana la Alcazaba es abandonada como núcleo de población permanente y se promueve la ocupación de las vegas y tierras llanas de la vega del Guadiana.

El año 875 es considerado como el de la fundación oficial de la ciudad de Badajoz, siendo entonces cuando el emir Muhammed I permitió edificar una fortaleza en un lugar llamado Batalyaws. Tras el desmoronamiento del Califato Cordobés y de los reinos de Taifas, la ciudad se convierte en la capital de una de los mayores reinos de la península.

Con la llegada de los almohades, Badajoz vuelve a adquirir el protagonismo en al-Andalus, perdido con los almorávides, y se convierte en pieza militar clave para la defensa frente al avance cristiano hacia el Sur. Por todo ello, en 1169 se construye la Alcazaba con el aspecto aproximado que hoy presenta.

Con el dominio cristiano el interior del recinto de la Alcazaba se vio afectado, la primitiva Mezquita privada fue consagrada Catedral y la mayor parte de la superficie fue repartida entre órdenes militares que ayudaron a Alfonso IX en la conquista de la ciudad.

Conserva además la mayor parte de los elementos defensivos de su configuración árabe inicial, tan sólo alterada por la adición, poco después, de la llamada Torre Abarlongada en la Plaza Alta por la conexión de este recinto con otro mayor formado por la Muralla Vaubán del siglo XVII.