Las lágrimas y emociones de los familiares de Blanca Fernández Ochoa en su gala homenaje

A recoger el premio subió su hijo David Fresneda
Le han concedido el premio al Deporte a título póstumo | Gtres

 

Los familiares de Blanca Fernández Ochoa han asistido a un acto de homenaje a Blanca, en el que se han podido visionar imágenes de la medallista olímpica durante su carrera en activo. Como representantes de la familia, al acto asistieron su hijo David Fresneda, la hermana de Blanca, Lola Fernández y el marido de Lola, Adrián Federighi.

Blanca perdió la vida estar varios días en paradero desconocido en la sierra madrileña. Así, los tíos de David Fresneda quisieron acompañarle en este homenaje a su madre.

Premio al deporte para Blanca

El acto, organizado por Sesderma, premiaba a 16 mujeres cuya trayectoria profesional es reconocida. En este aspecto, el premio que le entregaron a título póstumo a Blanca fue el premio al Deporte. Fue David Fresneda el encargado de recoger el premio ante la mirada de todos los asistentes.

«Como hijo, todo premio hacia ella será poco», comenzaba diciendo David. «Hemos querido recordarla con esta noche tan especial y empezar a reir y a divertirnos, que es lo que a ella le hubiera gustado, ¿no?», añadía Lola. «Efectivamente, una sonrisa en la cara como ella la tenía siempre», recordó David.

«Mientras la recordemos, ella estará con nosotros, pero es lo que digo siempre, qué pena que ella no haya podido ver cuánto la quería y la admiraba la gente. Y ahora a tomarnos una copita en su memoria», decía Lola.

 

La hermana de Blanca no pudo evitar las lágrimas durante el homenaje | Gtres

 

Antes se habían visionado en un proyector imágenes y momentos en los que Blanca se encumbraba en lo más alto del deporte femenino español. Lola no pudo aguantar las lágrimas y se mostró afectada por la muerte de su hermana. A su vera, Adrián Federighi mostraba su alegría por este emotivo homenaje y resaltaba esa actitud fuerte y serena que ha mostrado durante todo el operativo de búsqueda de Blanca.

David Fresneda junto a su tía Lola con el premio a Blanca | Gtres

 

David, por su parte, se mostró fuerte y sereno, aunque se le adivinaban, como es lógico, los ojos lacrimógenos, pues admiraba a su madre, que nos dejó demasiado pronto, a la edad de 56 años, como su hermano y también mito del deporte español, Paco Fernández Ochoa, fallecido a la misma edad que Blanca.