La familia Fernández Ochoa trata de apaciguar el enorme dolor de Dolores Ochoa, madre de Blanca

Dolores pasó uno de los peores momentos de su vida en 2006, año en el que fallece Paco Fernández Ochoa, hermano de Blanca, y ahora parece que tiene que volver a afrontar un inmenso dolor
Imagen de Blanca Fernández Ochoa | Cedida

 

El suceso de Blanca Fernández Ochoa ha conmocionado a todo el país, sobre todo desde el descubrimiento de su trágico fallecimiento.

Blanca aparecía 11 días después de que se tuviese las primeras noticias sobre su desaparición, por parte de su hija, la cual hacía varios días que no sabía nada de su madre.

El fallecimiento de la esquiadora olímpica ha afectado en gran grado a su entorno más próximo: su familia. Sus hijos, sus hermanos, sus amigos…todos están muy afectados. Pero hay una persona que lo está viviendo con especial dolor: su madre.

Dolores Ochoa, madre de campeones

Dolores Ochoa, la madre de la atleta, es el centro de las preocupaciones de la familia en estos momentos. Dolores se encuentra especialmente afectada y la familia trata de aliviar el dolor de la mujer, mientras lucha por sobrellevar esta situación, que no es fácil precisamente.

Cabe destacar que la matriarca ya sufrió una pérdida muy dolorosa: la del hermano de Blanca, Paco Fernández Ochoa, que nos abandonaba cuando tenía la misma edad que Blanca, con 56 años, tras intentar superar una enfermedad grave en el año 2006.

Imagen de Dolores durante los días posteriores al fallecimiento de su hijo Paco, en 2006 | Cedida

 

Blanca Fernández en alguna entrevista había dicho que la fuerte personalidad, que tenían tanto ella como su hermano, se la debían a su madre. Dolores ha sido una luchadora, pues toda la vida ha trabajado para dar lo mejor a sus hijos.

A raíz del trabajo de los padres de los dos medallistas, ellos descubrieron la pasión por el deporte de nieve. De hecho fue a través del trabajo de Dolores, pues trabajaba en el área de restauración de la Federación Española de Esquí, donde también trabajaba el marido de Dolores, Francisco.

El trabajo que tenían les hizo cambiar de domicilio y se mudaron a Navacerrada, Cercedilla. Gracias a ese entorno natural, de sierra, se despertaron pasiones en las vidas de Paco y Blanca, que acabaron coronando una gran carrera deportiva en el esquí.

Blanca fue la primera hija del matrimonio, que trajeron al mundo a ocho hermanos. Debemos remontarnos a una entrevista realizada una década atrás para escuchar de la boca de Dolores que Blanca era «la flor». Tras perder a Paco, comentó que: «Mis hijos son lo mejor que tengo, son maravillosos».

Comentarios