Jorge Ignacio P. asegura Marta Calvo murió mientras practicaban sexo y consumían cocaína

Sin los restos biológicos de Marta, no se puede confirmar ni desmentir la versión del sospechoso
Imagen de Marta Calvo, desaparecida en Manuel, Valencia | España Diario

Jorge Ignacio Palma llevaba 27 días huido de la policía, oculto en un domicilio de la provincia de Valencia. Su versión —la que dio a los agentes de la Guardia Civil de la localidad de Carcaixent— es que Marta Calvo murió de forma accidental.

Por el momento, y según 'El Español', no se ha localizado el cadáver de la joven valenciana, por lo que la justicia no puede desmentir ni confirmar la versión del colombiano de 37 años.

Según el sospechoso, la cronología de los hechos es la siguiente: ambos habían quedado a través de una página web en el domicilio de la localidad de Manuel. Primero consumieron cocaína y después tuvieron sexo consentido. Posteriormente, Marta murió de forma accidental por un fallo cardíaco, quizás debido a la cantidad de droga que había consumido.

En vista de sus antecedentes —ya había estado relacionado con la muerte de una prostituta en Ruzafa (Valencia)—, el sospechoso se vio acorralado y descuartizó el cuerpo de la joven. Después distribuyó el cadáver por varios contenedores de la zona, limpió a conciencia el piso de Manuel y huyó de la región.

 

No se ha podido comprobar su versión

En este sentido, no han hallado ningún resto biológico que pueda sustentar o contradecir esta versión. Lo cierto es que hay un espectro muy amplio en cuanto a la pena de prisión que podría cumplir. De confirmarse el asesinato, le podrían caer hasta 25 años. Si al final le condenan por profanación, la pena máxima es de cinco meses de prisión sustituibles por una multa.

Tras su detención, poco después de las tres de la madrugada de este miércoles 4 de diciembre, Jorge Ignacio Palma estuvo asistido por un abogado de pago. Pudo haber ofrecido una versión preparada a medida, meditada durante los largos 27 días que ha permanecido en paradero desconocido. Solo el hallazgo del cuerpo y su posterior análisis podrían arrojar algo de luz a un caso que ha vuelto a conmocionar el país.