Novedades sobre los dos trabajadores sepultados en un vertedero del País Vasco

Los equipos de búsqueda trabajan desde el pasado 6 de febrero sin descanso, repartidos en turnos de diez horas

Imagen de un vertedero incendiado
El pasado jueves 6 de febrero el vertedero de Zaldibar colapsaba junto a medio millón de toneladas de residuos no urbanos | Agencias

Un grupo de operarios que siguen centrados en las labores de búsqueda de los dos trabajadores que siguen desaparecidos en el vertedero de Zaldibar han hallado, dos meses después del derrumbe de las instalaciones, el coche de Alberto Sololuze, uno de los hombres desaparecidos.

El coche de su compañero también desaparecido, Joaquín Beltrán, apareció el mismo día del incidente, medio enterrado en el lugar de los hechos. Ha sido ahora, dos meses después, que han encontrado el otro vehículo, el que corresponde a Alberto. 

▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de EspañaDiario donde comentamos todas las noticias de España. Os informareis, podréis comentar la actualidad y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

Aunque este descubrimiento haya supuesto un gran paso para esta búsqueda, los cuerpos de los dos desaparecidos siguen en paradero desconocido. Los operarios encargados de encontrarlos están dedicando sus esfuerzos en una gran montaña de residuos y tierra que se hundió el pasado 6 de febrero, llevándose por delante también a dos familias, entristecidas desde entonces por no saber dónde están sus familiares. 

Aunque la situación mundial por la pandemia del coronavirus ponga las cosas difíciles a muchos trabajadores, en este caso las labores de búsqueda no se han detenido en ningún momento en estos dos meses — excepto en algunos casos por seguridad —. De hecho, y como publica el diario 'Deia', el gobierno Vasco ha calificado estos servicios como esenciales para que no se puedan parar durante el estado de alarma.

Esta noticia ha supuesto un empujón deesperanza al equipo de rescate que está ayudando a buscar los cuerpos de los dos desaparecidos, agrupación formada por palistas, ertzainas, camioneros, bomberos, ingenieros... La avalancha que se produjo de lo que ahora es una gran montaña de residuos produjo hace dos meses el corte de cuatro carriles de la AP-8. Ese gran desprendimiento fue de unos 300 metros de largo y más de 150 de ancho, pues se puede observar la cicatriz tallada que se ha quedado sobre la montaña. Centenares de metros que han sido indagados exhaustivamente para poder encontrar a Joaquín y Alberto.


Comentarios

envía el comentario