MACABRO HALLAZGO: Aparecen restos de personas desaparecidas desde hace años tras el temporal Gloria

Hasta tres desapariciones se podrían resolver tras encontrar estos restos humanos en Cataluña, incluyendo una mandíbula

Imagen de un fuerte temporal marítimo
El temporal Gloria fue histórico en la costa mediterránea | Twitter

El temporal Gloria pasó a la historia como uno de los más graves de los últimos años en la costa mediterránea española y aún siguen sus consecuencias. La última noticia es de esas que podrían considerarse macabras, ya que la fuerza del temporal, aparte de causar muertes, heridos y muchos destrozos, ha sacado a la luz restos humanos de personas que llevan mucho tiempo desaparecidas en Cataluña. 

En concreto, unos de los restos se han encontrado en la localidad de Masquefa, en Barcelona, y se sospecha que podrían pertenecer a Liberto, un hombre de 82 años que lleva desaparecido desde el pasado 8 de septiembre. La fuerza de la borrasca y la gran cantidad de agua que arrasó costas y ríos estarían detrás de estos hallazgos.

El trágico caso de Martos Borrayo

Uno de los casos de desaparición más trágico de los últimos años en Cataluña fue el de Martos Borrayo, un vecino de Santa Coloma de Cervelló, en la comarca barcelonesa del Baix Llobregat que desapareció el pasado 4 de noviembre de 2017 mientras buscaba setas cerca de los Pirineos. La familia decidió recientemente volver a peinar la zona y, finalmente, ha hallado un cráneo que podría pertenecer a su desaparecido. 

Tras este hallazgo, se hizo una segunda inspección que se saldó con más pistas de la desaparición, ya que se hallaron restos de huesos y objetos personales, como el DNI, de Borrayo. Ahora, el proceso de las pruebas de ADN puede tardar hasta 8 meses, tiempo «cruel» para la familia, quien denuncia el sufrimiento que tendrán que sufrir aún durante más de medio año más, razón por la cual piden prioridad en este caso.

Hallan una mandíbula en el Delta del Ebro

Tras el paso del fuerte temporal, un vecino del municipio de Sant Carles de la Rápita, en el Delta del Ebro, decidió ir a ver los efectos devastadores que había dejado la borrasca. La sorpresa para el joven fue encontrarse con una mandíbula humana en la playa del Trabucador. Los Mossos d’Esquadra se han hecho cargo de la investigación y las pruebas de ADN determinaran si los restos corresponden a una persona desaparecida.   


Comentarios

envía el comentario