Jorge utilizó dos serruchos, bolsas de plástico y ácido corrosivo para deshacerse de Marta Calvo

Después de haber descuartizado el cuerpo de la joven, lo repartió en diez bolsas de plástico para luego arrojarlas en contenedores de tres localidades distintas
Según su declaración, ya habrían mantenido relaciones tres semanas antes de la muerte | España Diario

Dos serruchos, bolsas de plástico, ácido corrosivo y algunos productos de limpieza. Estos habrían sido los utensilios que Jorge Ignacio empleó para deshacerse del cadáver de Marta Calvo. Tal y como apunta ‘Espejo Público’, el colombiano realizó estas compras en tres tiendas diferentes, quedando grabada la adquisición de los dos serruchos en una cámara de seguridad del establecimiento al que acudió.

Según ha declarado el principal sospechoso de la desaparición de Marta, descuartizó el cuerpo de la joven y lo repartió por diversos contenedores de las localidades valencianas de Silla, Carcaixent y Manuel. Además, para tratar de justificar que él no mató a la camarera, Jorge ha declarado que el 7 de noviembre acudió a Valencia para recogerla y desplazarse a Manuel y mantener con ella una cita sexual como ya habría sucedido hace tres semanas: «Yo no lo he hecho nada, Marta era maja y me caía bien», apuntaba.

En su declaración, el colombiano manifestó que cuando despertó por la mañana después de haber mantenido relaciones sexuales con Marta y haber consumido ambos cocaína, ella ya no respiraba y él pensó en suicidarse. Sin embargo, optó por pasar el día entero fragmentando el cuerpo de la joven para luego deshacerse de él repartiéndolo en diez bolsas y arrojándolas en contenedores de tres municipios.

Ahora, Jorge Ignacio se encuentra en prisión provisional y declarará ante el juez para esclarecer qué sucedió con Marta aquella madrugada. Mientras, la Policía intenta averiguar si se trata de una muerte accidental o violenta y han reanudado la búsqueda del cuerpo con controles exhaustivos en las zonas donde podrían encontrarse los restos.