Macabro hallazgo: Aparece un cadáver que podría ser el de un desaparecido cerca del Miño

Se ha reducido el caudal del río Miño durante varias horas mediante la presa de Frieira, situada en Crecente (Pontevedra), para facilitar los trabajos

Imagen de archivo de un barco de Salvamento Martítimo en A Coruña
La zona coincide con la última ubicación de un desaparecido hace dos semanas | España Diario

Un cuerpo sin vida ha sido encontrado en la zona lusa del río Miño en la que desapareció un joven portugués de 26 años hace dos semanas tras resbalar y caer en el agua.

El cuerpo ha sido localizado en la orilla lusa este martes en torno a las 11,15 horas por efectivos de la Comandancia Naval de Tui (Pontevedra), según han confirmado fuentes de la misma a Europa Press. Así, tras haberse encontrado a 1,5 kilómetros río abajo del lugar en el que desapareció este varón, se procederá a realizar el levantamiento del cadáver, así como a confirmar su identidad.

En concreto, los hechos tuvieron lugar el pasado 31 de marzo pasadas la 19,30 horas, cuando el 112 Galicia recibió la llamada de alerta de un compañero de la víctima, que pedía ayuda para localizar a un joven desaparecido en el río en la orilla de Remoães, en Melgaço. Durante un tiempo, las personas que estaban con él lo tenían a la vista, pero la corriente del río lo arrastró hasta que le perdieron el rastro.

Las labores de búsqueda se han realizado desde ese día durante las horas de luz solar entre la zona de Melgaço, limítrofe con Arbo (Pontevedra) y la de Monçao, que hace frontera con Salvaterra de Miño (Pontevedra). Así, se ha contado con la colaboración con medios españoles y portugueses e incluso se ha reducido el caudal del río Miño durante varias horas mediante la presa de Frieira, situada en Crecente (Pontevedra), para facilitar los trabajos.

Posteriormente, se redujo el número de efectivos habilitados para permitir que las labores de procura, que han coordinado la Comandancia Naval de Tui y la Policía Marítima lusa, se pudiesen extender en el tiempo.


Comentarios

envía el comentario