ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Leo Messi y su padre, imputados por blanqueo de dinero

Un fiscal argentino los acusa de usar la Fundación Messi para cometer el delito
Leo Messi, imputado por blanquear dinero en Argentina. | EspañaDiario.es

 

Leo Messi y su padre, Jorge Messi, han sido imputados por blanqueo de dinero en Argentina. Sin embargo, el entorno del astro argentino ha asegurado al diario ‘Clarín’ que «la denuncia no tiene fundamentos».

 

Según la justicia de Argentina, el jugador del Barcelona y su padre habrían cometido el delito de blanqueo usando su fundación. Por su parte, el Fiscal del caso, Pablo Turano, ha añadido a su acusación a «todas las personas que han llevado los números de la Fundación Messi». Ahora, el juez Gustavo Meirovich debe decidir si acepta o no a trámite la petición del Fiscal.

 

La Fundación Leo Messi, bajo sospecha

En la misma línea, el Fiscal habría pedido que se investiguen las donaciones hechas a la fundación del ‘10’ del Barcelona en Argentina. Por su parte, la familia afirma que las acusaciones no tienen fundamentos jurídicos. Sin embargo, hace una semana, un excolaborador de la Fundación Messi se presentó ante la justicia de Argentina y, parece ser, que su testimonio ha sido clave para abrir el caso.

 

El testimonio, según varios medios argentinos, habría señalado varias supuestas maniobras ilícitas que se hacen con el dinero del futbolista y que no se habrían destinado a proyectos sociales.

 

Messi negoció con irse al Manchester City

Según unas informaciones que han salido a la luz este viernes, Leo Messi estuvo cerca de cambiar el Barcelona por el Manchester City de Guardiola. Las negociaciones se llevaron a cabo en uno de los momentos más difíciles del proceso independentista catalán. Los responsables que las llevaron a cabo fueron Ferran Soriano, delegado del club inglés, y Jorge Messi, el padre del futbolista.

 

La oferta del City constaba de 300 millones de euros y el pago de la cláusula de rescisión del contrato. Una cláusula que, en el momento de las negociaciones, era más alta que la de Neymar: 250 millones de euros. El Manchester City estaba dispuesto a tirar la casa por la ventana para poder contar con los servicios del astro argentino.