Lo que ya se hace hoy en Wuhan y podría hacerse en 2 meses en España

Las calles de la ciudad china donde surgió el coronavirus vuelven a estar llenas y los comercios abiertos

Trabajadores en Wuhan mantienen la distancia de seguridad durante la comida
Wuhan vuelve a la normalidad con estrictas medidas de control | EFE

La situación aún es dramática, pero la mejora de las cifras de contagios y fallecidos diarios hace que España empiece a ver poco a poco la luz al final del túnel. Aún hay que esperar un poco, ya que el estado de alarma se mantiene como mínimo hasta el 26 de abril, pero para prever lo que puede pasar en dos meses hay que ir hasta Wuhan

Allí, la imagen de las calles llenas contrasta con la de la ciudad confinada, con los hospitales desbordados y las morgues llenas de cadáveres de hace dos meses, cuando Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, era el epicentro de la epidemia de coronavirus. Aquella situación se parece mucho a la que hoy se vive en España.

Pero una vez superada la epidemia, esta ciudad de once millones de habitantes ha ido recuperando la normalidad y hoy es un ejemplo de lo que deben hacer los países en plena crisis sanitaria para controlar el virus y volver poco a poco a la normalidad.

Férreo control de la población

La recuperación ni es instantánea ni está libre de costes sociales, ya que se ha logrado a través de férreos controles de la población y un levantamiento de la cuarentena muy escalonado para evitar que haya rebrotes del Covid-19.

El control de la población consiste en mantener la provincia cerrada (sólo pueden entrar o salir aquellos chinos que dispongan del código QR que certifica que no tienen el virus) y en aplicar una vigilancia exhaustiva a los recuperados, que pasan por una rígida cuarentena antes de ser dados de alta definitivamente, y a los ciudadanos en general, que son examinados cada vez que entran en su lugar de trabajo o en el metro y edificios públicos.

Con la intención de permitir cuanto antes la recuperación económica, el gobierno chino ha permitido a la gente volver a sus trabajos, pero cuando acceden al metro se encuentran con guardias de seguridad con monos blancos de protección que miden su temperatura con el termómetro en forma de pistola puesto en la frente. Para los extranjeros, la situación es aún más complicada.

50% de descuento en las tiendas

La intención del gobierno chino es permitir la recuperación económica de la provincia cuanto antes sin poner en riesgo de nuevo a la población. Gracias a los controles de seguridad, en Wuhan ya es posible salir del confinamiento después de dos meses, y por fin vuelven a verse las calles llenas y las tiendas abiertas.

A pesar del miedo al contagio que aún persiste y de las férreas medidas de control con policías y guardias en cada esquina, los ciudadanos de Wuhan han vuelto a salir en masa a la calle para respirar de nuevo aire fresco y beneficiarse del 50% de descuento que ofrecen las tiendas tras la reapertura para atraer clientes y compensar las pérdidas.

La normalización aún no es total, ya que bares y restaurantes sólo pueden abrir para servir pedidos para llevar y algunos locales sólo atienden en la puerta. Pero tras el panorama apocalíptico de hace dos meses, los ciudadanos se muestran ilusionados con estos primeros pasos de la recuperación que se podría repetir, dentro de unas semanas, en España.


Comentarios

envía el comentario