INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

¿Cómo será el verano en España? Los expertos en coronavirus responden

Los expertos aseguran que este verano será diferente a todos los que hemos vivido hasta ahora
Imagen de las calles de Málaga vacías por el coronavirus
El verano en España será muy diferente | España Diario

España se prepara ante un posible rebrote del coronavirus en otoño, pero ¿que pasará en verano?. Los diferentes países y organismos internacionales ya han empezado a elaborar diversas guías y estudios para ver cómo atajar esta pandemia que ya se ha cobrado la vida de millones de personas.

▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de EspañaDiario donde comentamos todas las noticias de España. Os informareis, podréis comentar la actualidad y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

 

Aunque ya se empieza a ver la luz al final del túnel, lo cierto es que por el momento aún no se conoce cuando se dará por finalizada la pandemia. Diversos especialistas de la salud coinciden en que el fin de la pandemia se producirá cuando haya suficientes test para conocer el grado de inmunización de la población.

Pese a que el número de infectados y de fallecidos ha disminuído, lo cierto es que diversos consulados ya han adelantado que las medidas de descongelación no se tomarán de golpe y toda decisión que se tome será sometida a una vigilancia muy estricta.

Además, Antonio Trilla, epidomiólogo y miembro del equipo asesor del Gobierno, asegura que las personas con patologías puede que tarden más tiempo en salir a la calle que los jóvenes. «Habrá que ajustar la edad, si mayores de 55, de 60… lo que todo el mundo tiene claro es que afectará a los que tienen más de 65 o 70», sentenciaba. Trillo incluso menciona la posibilidad de practicar test de anticuerpos a aquellos que ya hayan pasado la enfermedad.

«No tendremos servicios como hasta ahora, sino que habrá una separación. Habrá que evitar atender los cuadros respiratorios en el mismo lugar que el resto de enfermedades para que los posibles casos de Covid-19 no compartan salas de espera con quienes más las usan: las personas mayores y vulnerables», asegura Ildefonso Hernández, catedrático de la Universidad Miguel Hernández y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas).

Sobre la mesa también está la posibilidad de que se actúe de manera diferente en función de la Comunidad Autónoma. Aunque Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria en Crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte sobre la complejidad de llevar a cabo esta propuesta: «Si empiezas a tener idas o venidas a zonas calientes, corres un alto riesgo de reintroducir el virus en un lugar donde ya no estaba».

Mientras que el Centro Europeo de Control de Enfermedades habla en su último informe sobre la necesidad de que anuncie lo antes posible una fecha de finalización, el Gobierno ya prepara una posible vuelta a la normalidad de manera gradual.

El primer paso a tomar será el de recuperar las actividades no esenciales que se cancelaron hace una semana, y se cree que pronto permitirán empezar a dar pequeños paseos esporádicos para sacar los niños a la calle. 

«Creo que por ejemplo se podría comenzar a permitir muy pronto hacer deporte, salir a correr individualmente y de forma controlada y separada, que los padres paseen con sus hijos, aunque sea cerca de los domicilios y en distancias cortas, siempre que se asegure que el distanciamiento social se cumple», asegura Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), mientras que López Acuña añade que «permitir los paseos podría ser una primera medida, pero con mucha disciplina en la distancia y en solitario».

¿Cuándo volveremos al trabajo?

No toda la población volverá a su rutina de trabajo al mismo tiempo, el criterio será diferente en función del tipo de actividad que se realice. «El criterio siempre sería que pudiéramos hacer aquellas cosas que nos acerquen lo más posible a la normalidad y que se puedan realizar manteniendo cierta distancia social. Hay que estudiar cómo se hace esto en aquellas actividades productivas esenciales, para que puedan volver a trabajar. Muchas son actividades al aire libre como la construcción, o sectores muy industriales, donde las medidas de distanciamiento quizás se puedan mantener», asegura Fernando Rodríguez Artalejo, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid.

Sin embargo, José María Martin Moreno, catedrático de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Valencia defiende que deberían ser los más jóvenes y los inmunes los que se incorporen antes a sus quehaceres diarios.

Aquellos empleos en los que sea más factible realizar teletrabajo seguirán realizándose desde casa. «No es idóneo para todos, pero irá consolidándose más y más, dado que es capaz de minimizar las consecuencias de procesos con enfermedades infecciosas contagiosas, o con fenómenos meteorológicos adversos», asegura Martin Moreno.

¿Se volverán a retomar las clases?

«Veo complicado que se pueda volver al colegio este curso, porque aunque por lo general la enfermedad en los niños es suave, si entra el virus en una escuela o guardería, se infectarán todos, se lo llevarán a la familia y se volvería a expandir», asegura Godoy.

Por el momento, diez comunidades autónomas ya han anunciado la suspensión de la EVAU a julio, mientras que las otras diez han optado por esperar a ver como se desarrolla la pandemia.

¿Cuándo podremos acudir a bares y a eventos?

Sin duda, la vuelta a la vida social será tardía, ya que los especialistas no ven cercana la apertura de bares y salas de eventos. «Nos tenemos que acostumbrar a estar más anchos», asegura Trilla.

«Muchas de estas medidas parecen de sentido común, pero hay que discutirlas para tener perspectiva, incluidos los propios empresarios: hay negocios en los que si se limita mucho el aforo no son rentables. Habrá que poner en una balanza esto con la seguridad para encontrar el equilibrio. También es necesario entender la psicología de población: si ven que los establecimientos están limitados, percibirá que existe un riesgo y quizás ni siquiera vayan», añade Rodríguez Artalejo.

Tal y como defiende Ildefonso Hernández, «es complicado tener cerrada una parte tan importante de la economía. Quizás, en principio, como llega el buen tiempo, se pueden aprovechar las terrazas, siempre con unas medidas de higiene máximas y un lavado de manos constantes por parte de los camareros».

Los espectáculos deportivos y los conciertos también están bajo el punto de mira, ya que, «con las congregaciones sociales sería ultracauteloso y no las permitiría o alentaría en todo el mes de mayo, porque hay un riesgo de amplificación de la enfermedad, y es lo que queremos evitar».

¿Habrá posibilidad de ir a la playa?

Otra duda que planea es si se podrá ir a la playa con total normalidad. A pesar de que todos coinciden que será un verano diferentes a los que hemos vivido hasta ahora, Martín Moreno tiene la esperanza de que «podamos ir a la playa y estoy convencido de que tendremos grandes oportunidades para vivir la vida con afecto e intensidad y de disfrutar de uno de los beneficios de este periodo de confinamiento: la mejor calidad del aire y agua al haber disminuido la contaminación».



Comentarios

envía el comentario