Buenas noticias: La vacuna contra el coronavirus puede llegar antes de lo esperado

Trabaja en el primer laboratorio que está probando la vacuna en humanos en Europa

Una científica observa una sustancia que gotea de una jeringuilla
Un Instituto en Inglaterra podría tenen la vacuna en otoño | España Diario

Alrededor del mundo hay muchos científicos que se están dedicando a investigar para encontrar una vacuna contra el coronavirus lo antes posible. Uno de los centros más avanzados en el estudio es el Instituto Jenner, de la Universidad de Oxford, el cual va a empezar cuanto antes los primeros ensayos clínicos. Uno de los científicos es David Pulido-Gómez, un biofísico español. 

Según ha declarado el investigador a la cadena 'Ser', se están dedicando a «estudiar moléculas» para llegar a desarrollar «vacunas que son más potentes». «Tenemos poca información, porque es un virus nuevo. Tenemos que conseguir que la vacuna genere suficiente protección y, lo más importante, que sea longeva. Es decir, que proteja a las personas durante el mayor tiempo posible». 

Además, Pulido-Gómez ha remarcado que tampoco saben cómo va a reaccionar el sistema inmune: «Lo que no sabemos aún es si la vacuna nos dará una protección por años. Eso depende de la vacuna y de cómo reaccione, de los anticuerpos que genere y la calidad. Es importante que la cantidad de los anticuerpos sea constante en sangre».

El anterior medio citado también ha informado que el Instituto que se está dedicando a esta investigación ha recibido una gran cantidad de voluntarios para participar en el estudio con la vacuna en una primera fase. En total, unas 546 personas entre 18 y 50 años y, lo más importante, sanas del virus. 

Según David Pulido-Gómez, después de ver si funciona, «el mes que viene haremos un ensayo clínico con niños y personas de entre 65 y 80 años. Si esto funcionara, en junio empezaríamos un ensayo clínico con 5.000 personas». Además, el científico ha querido ser optimista con los tempos de la creación de la vacuna: «Si todo funciona, podría estar en otoño de este año».

Para todos los voluntarios que han acudido para participar en la investigación existe una contraprestación económica de entre 200 y 600 libras. Normalmente, son los científicos los que deben de prestarse voluntarios para sus estudios, lo que no ha sido necesario por la larga lista de personas que se han apuntado para ayudar en este caso. 


Comentarios

envía el comentario