INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Las tres cosas que recomienda el Gobierno comer en el estado de alarma

Existen ciertos sectores primarios que si han experimentado una gran reducción de su producción debido al cese de las actividades de restauración.
Plano general del Serrallo en un dia de pesca
El pesquero está siendo uno de los sectores primarios más afectados por la crisis del coronavirus. | Àngel Ullate

La crisis económica derivada del coronavirus no solo ha afectado a los servicios considerados no esenciales, sino también a algunos sectores primarios que, a pesar de ser imprescindibles, han sufrido un descenso en sus ventas. 

Aunque la producción y distribución de alimentos está garantizada tanto a nivel nacional, como en el caso de las exportaciones agroalimentarias, los pequeños productores están sufriendo pérdidas derivadas del cese de la actividad de restauración

El Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reconocido recientemente en una entrevista a Canal Sur esta problemática, reconociendo que la cadena alimentaria está funcionando con normalidad «con la salvedad del sector de la restauración, de hoteles, restaurantes y bares, que están cerrados» durante el actual estado de alarma.

El cordero, el pescado fresco y la leche de vaca u oveja

Existen ciertos sectores como el del pescado y el marisco fresco, la ganadería selectiva y la de lácteos frescos de cabra u oveja que tienen como clientes principales a los comercios de restauración y no al pequeño consumidor. 

Esta situación es la que ha motivado que, por ejemplo, el sector pesquero del Mediterráneo haya registrado una reducción de la producción de hasta un 90%.  

«Pienso en el sector del cordero, de la leche de cabra u de oveja, o del pescado fresco que sí están sufriendo este problema particular», señalaba el ministro a la vez que hacía un llamamiento a los ciudadanos para que consuman estos productos en señal de apoyo a los «pequeños productores».

Este problema también está afectando gravemente a los pequeños comercios locales y las plazas de abastos que venden productos frescos. Los ciudadanos recurren de forma más habitual a las grandes superficies alimentarias que, a diferencia de estos pequeños establecimientos, han aumentado sus ventas de forma drástica.

Todos podemos sumarnos a la campaña de apoyo a nuestro sector agrícola, pesquero y ganadero a través de nuestro agradecimiento pero también a través de nuestras acciones, comprando estos alimentos a los productores más afectados por la crisis.



Comentarios

envía el comentario