Urgente: El Gobierno permitirá trabajar a este sector y seguir cobrando el paro durante el estado de alarma

Desde el Gobierno han determinado que hacen falta unos 75.000-80.000 empleados en el sector agrario

Imagen de un almendro en una finca de explotación agrícola
Se renovarán los permisos de trabajo a los extranjeros a los cuales les vaya a caducar el 30 de junio | España Diario

Desde que se decretó el Estado de Alarma, son muchos los gremios de trabajos que han visto paralizada su producción o bien mermada a causa de las limitaciones de movilización de la población. Uno de los sectores con mayores problemas es el agrícola. Es por esto que el Ejecutivo permite desarrollar las actividades agrícolas a aquellas personas que se encuentren paradas, trabajadores que estén cobrando el subsidio agrario, inmigrante jóvenes e inmigrantes con permiso de trabajo.

Así, desde el Gobierno han determinado que hacen falta unos 75.000-80.000 empleados en el sector agrario. Se han aprobado en el Consejo de Ministros de este martes unas medidas que permiten acceder al trabajo en el campo para los perfiles mencionados anteriormente.

«Desde la segunda quincena de marzo hasta finales de septiembre hay muchas tareas agrícolas, como la recogida y manipulación de fruta de hueso, fresas y hortalizas, que se hacen en base a la disponibilidad de trabajadores», ha manifestado el ministro de Agricultura, Luís Planas.

«Como en otros países, esta mano de obra procede de países terceros, comunitarios o no. Actualmente, esta disponibilidad está restringida», continuaba.

A pesar de ello, seguirán habiendo limitaciones de movilidad. Es por este motivo que las personas que se involucren en estos trabajos deberán permanecer al mismo municipio en el que desarrollen sus funciones. Como mucho se permitirá trabajar a aquellos empleados que provengan de municipios colindantes al de la explotación agrícola.

Las condiciones económicas

Así, pese a estar cobrando el desempleo o la renta agraria, se podrá compatibilizar el salario con dichos pagos. Pero hay ciertas excepciones, a las personas que se le han aplicado un ERTE, por el cual estén cobrando el 70% de su sueldo, no podrán realizar dichas actividades. «Hemos excluido expresamente las prestaciones vinculadas a los ERTE, porque tienen una financiación y cobertura propia. Aquí respondemos a una necesidad de empleo extraordinaria», manifestaba Planas.

«Con esta medida, damos oportunidades de empleo y salario y garantizamos que no suba el precio de los alimentos», recalcaba el ministro. Es por ello que se renovarán los permisos de trabajo a los extranjeros a los cuales les vaya a caducar el 30 de junio. Además, el salario deberá realizarse mediante transferencia bancaria y la cantidad de dinero percibido por el trabajador se fijará por convenio o, en su defecto, mediante el salario mínimo interprofesional.


Comentarios

envía el comentario