El teléfono que no es de Sanidad ni de Coronavirus y que no para de sonar en España

Son muchas las entidades y asociaciones benéficas que tienen que reforzar su servicio durante la crisis del coronavirus

Fotografía de una persona mirando el móvil
El 'Teléfono de la Esperanza' puede ofrecerte la ayuda que necesitas en estos momentos. | España Diario

La crisis del coronavirus está suponiendo un esfuerzo extra por parte de asociaciones y entidades destinadas a ayudar a los colectivos más vulnerables. 

Una de estas entidades es el 'Telèfon de l'Esperança' de Barcelona, que este año celebra su 51 aniversario ofreciendo apoyo emocional a los habitantes de la ciudad condal. 

Los voluntarios de esta entidad proporcionan a diario y durante las 24 horas del día soporte emocional a aquellas personas que lo requieran vía telefónica, una demanda que se ha intensificado drásticamente durante el confinamiento. 

Tanto es así, que el servicio ha habilitado una segunda línea telefónica para poder dar respuesta a las aproximadamente 150 personas que llaman a diario desde el comienzo de la crisis, una cifra que supone un aumento de demanda en el servicio de hasta el 66%. 

A pesar de no ser un número de atención sanitaria, ni de información sobre el coronavirus, el 'Teléfono de la Esperanza' de Barcelona no ha dejado de sonar desde el inicio de la crisis. 

Aumentan los problemas intrafamiliares

Antes de la crisis, los principales usuarios de la línea eran personas que viven solas, mayores o gente con problemas de salud mental.

Sin embargo, ahora ha aumentado de forma drástica el número de personas jóvenes que llaman por problemas derivados del confinamiento familiar. 

Según señala la directora de la entidad, Maria Rosa Buxarrais, el 70% de las llamadas actuales están relacionadas con el coronavirus y los problemas de soledad y angustia que produce el confinamiento. 

Refuerzo del servicio

En unas circunstancias tan excepcionales y gracias a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, el 'Teléfono de la Esperanza' ha decidido reforzar el servicio con una segunda línea telefónica y la labor de 17 nuevos voluntarios, siendo ahora un total de 220. 

Al teléfono habitual que sigue en activo (93 414 48 48) se le suma una nueva línea (682 900 500) que estará siempre abierta para apoyar a las personas que más lo necesitan en estos duros momentos.


Comentarios

envía el comentario