«La situación es devastadora». El preocupante aviso sobre el coronavirus en Madrid

Denuncian la falta de medios en hospitales modestos
Personal sanitario en las puertas de Urgencias
Denuncian la situación caótica en los centros hospitalarios de Madrid | España Diario

A medida que aumenta el número de contagios por coronavirus en la Comunidad de Madrid y empiezan a escasear los medios -como los equipos de respiración asistida- crece la tensión en los centros hospitalarios madrileños. ‘Informativos Telecinco’ recoge el testimonio de Natalia (nombre ficticio), una profesional sanitaria que asegura que la situación caótica y «el pánico» no solo se dan en los centros más grandes de la ciudad, sino en los hospitales más modestos.

Como ya habían apuntado algunas fuentes, la sanitaria confirma que el principal problema es la falta de respiraderos, sumado al hecho de que muchos profesionales están empezando a dar positivo en las pruebas del Covid-19

Tanto el Consejo de Enfermeros como trabajadores de todos los ámbitos sanitarios han hecho especial hincapié en la falta de recursos, y es que todo el material que se utiliza para un paciente es desechable. «Todo el material de los pacientes, tanto pañal, como servilleta, entre otros, va a un cubo negro y luego se quema», asegura Natalia.

«La situación es devastadora»

El citado medio recoge también las declaraciones de Esther, quien se muestra algo más contundente: «La situación es devastadora en todos los niveles». «No tenemos equipos de nada. No hay establecido un protocolo de actuación, no es como en el Hospital de La Paz, por ejemplo. Los jefes de mi hospital no están haciendo absolutamente nada para que la gente se entere», asegura.

Esther declara que la gente vive en un pánico constante, tanto que algunas pacientes embarazadas dan positivo y no lo dicen, por miedo a no ser atendidas. «Las cosas no se están haciendo bien. No sé si por falta de criterio o porque los jefes no saben cómo actuar», sentencia.

Más notícias de la categoria Coronavirus



Comentarios

envía el comentario