Los datos que explican qué pasará con el coronavirus cuando llegue el calor

Durante las próximas semanas la temperatura óptima para el coronavirus se desplazará hacia el norte

Transeúnte con mascarilla paseando por una de las ciudades de España
El coronavirus sobrevive a temperaturas de 5 a 11 grados | Cristóbal Castro

¿Se acabará la pandemia del coronavirus cuando llegue el calor? Esta es la pregunta que se hace mucha gente y la gran esperanza de que todo termine cuanto antes con el clima como nuestro gran aliado. Entre los muchos factores que influyen en la propagación del virus, parece que la temperatura podría jugar, efectivamente, un papel determinante.

La intuición de esta realidad parte del análisis comparativo del avance del coronavirus en diferentes partes del mundo, y al constatación de que en las zonas más cálidas de Asia el ritmo de contagio es más lento y de que en zonas especialmente calurosas del hemisferio sur su presencia es mucho más escasa que en los países del hemisferio norte.

Otro dato interesante es que según varios estudios científicos el virus sobrevive en una franja de temperatura de 5 a 11 grados, exactamente la media que había en Wuhan en enero y febrero cuando se propagó el coronavirus, y en las zonas donde este se fue extendiendo como Irán, Corea del Sur y los países del sur de Europa.

Si nos fijamos en Europa, en países como Italia el virus ha golpeado la zona más fría del país, el norte, pero a su vez, países como Bélgica, Francia, Alemania y Holanda se están viendo más afectados que los países nórdicos, donde el paso del coronavirus está siendo muy testimonial y donde las temperaturas no alcanzan los 5 grados.

Zonas de mayor contagio en España

¿Y en España? Las zonas más afectadas en números porcentuales son Madrid, Navarra y La Rioja, seguidas de País Vasco, Cataluña, Castilla La Mancha y Castilla y León. En una franja media encontramos Extremadura, Aragón, Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana y Baleares, y las menos afectadas son Murcia, Andalucía y las Islas Canarias.

Los datos confirman que la concentración de contagios se da en el centro y norte de la península, donde hay unas condiciones climáticas óptimas para que el virus sobreviva más tiempo. Si la teoría es cierta, en las próximas semanas el ritmo de contagios en España disminuirá a medida que la temperatura óptima para el virus se desplace hacia el norte de Europa, donde según esta previsión lo peor aún estaría por llegar.

Puesto que es un patógeno nuevo, aún se desconocen muchas cosas del coronavirus, pero estudios recientes detallan que este tipo de virus son más activos a temperaturas frías o suaves, y que además se propagan con mayor rapidez en condiciones de baja humedad. Hay que recordar, sin embargo, que no sobrevive mucho tiempo en el ambiente y que la forma de mayor propagación es a través del contacto entre personas. 


Comentarios

envía el comentario