La hora del día en que la gente se salta la cuarentena. La policía avisa

Las fuerzas de seguridad pretenden reforzar la vigilancia en este horario para evitar la impunidad de los que incumplen las leyes de confinamiento

Policias con mascarillas de guardia por Madrid
La Policía Nacional reforzará la vigilancia para impedir la impunidad de los que incumplen las leyes de confinamiento. | EFE

La mayoría de los españoles estamos cumpliendo de forma estricta con las restricciones de movilidad impuestas por las autoridades para frenar la expansión del virus. 

Sin embargo, algunos ciudadanos aprovechan la retirada del sol para hacer escapadas nocturnas. Paseos al aire libre, deportistas que salen a correr y, lo que es aún más preocupante, fiestas privadas que concentran grandes grupos de personas. 

Según ha informado la Policía Nacional, como consecuencia de estas alertas que han ido detectando, reforzarán las medidas de vigilancia nocturna para evitar la impunidad de estas acciones ilegales.  

El pasado sábado se emitió una orden interna dirigida a todas las Jefaturas Superiores de la Policía Nacional para reforzar la vigilancia de las vías públicas durante las noches, prestando especial atención a los fines de semana y días festivos, los preferidos por los ciudadanos incívicos para organizar reuniones nocturnas. 

Las medidas, que serán implementadas en colaboración con otros cuerpos de seguridad como la Policía Local, pretenden aumentar el control sobre la circulación de personas y vehículos, así como la permanencia de personas o vehículos en horarios y lugares determinados. También recoge un aumento de controles nocturnos en las fronteras interiores terrestres. 

La Policía Local de Alicante interviene a un jóven por incumplir seis veces el confinamiento
La Policía Local de Alicante interviene a un jóven por incumplir seis veces el confinamiento | Ayuntamiento de Alicante.

Fiestas privadas

Ya han sido múltiples los casos de sanción por la organización de fiestas privadas en casas o locales clandestinos. Incluso hemos visto el descaro de algunos jóvenes que organizan botellones en plena vía pública. 

Durante el tiempo que llevamos de confinamiento, la Policía Nacional ya ha desarticulado numerosas fiestas privadas, como fue el caso de una en la que participaban todos los vecinos de un bloque de viviendas del barrio madrileño de Tetuán.

Sin embargo, la mayoría de los casos se tratan de reuniones de grupos reducidos en bares abiertos de manera ilegal o patios de casas privadas, actos que aunque parezcan menos graves están igual de prohibidos y suponen un riesgo de contagio igual de grave. 

En la lucha contra el incumplimiento de las leyes de confinamiento los cuerpos de seguridad del país están contando con unos aliados inesperados, los conocidos como 'policías de balcón'. Los propios ciudadanos, cansados de ver cómo sus vecinos incumplen el confinamiento, no dudan en llamar a la policía ante una situación que pueda ser sospechosa. 

Sin lugar a dudas, es una ayuda que la policía debe agradecer en casos muy evidentes como pueden ser reuniones o fiestas, pero en otros casos se vuelve una verdadera tortura para las personas que incluso llegan a recibir insultos porque está en la calle yendo a trabajar.


Comentarios

envía el comentario