Pierden el cadáver de Manuel, un madrileño fallecido por coronavirus

El hombre, de 75 años, falleció el pasado lunes en la capital

Pla general de llits de la zona per a pacients crítics amb coronavirus
El cuerpo resultó estar en el Palacio de Hielo, habilitado como morgue | ACN

Manuel Pérez, de 75 años, falleció el pasado lunes, 23 de marzo, en Madrid a causa del coronavirus. Desde entonces, sus familiares han tenido que buscar exhaustivamente su cuerpo, pues la aseguradora no les dijo dónde estaba. 

Según la familia ha denunciado a 'El Mundo', llevaban casi una semana en busca del cuerpo el anciano fallecido. Tal y como cuenta Luís Antonio, su hijo, el dolor de su muerte se «multiplicó por mil porque no es que no te puedas ni acercar a él, es que no puedes ni llorarlo porque lo han perdido, no saben dónde está».

Finalmente, y después de seis días de búsqueda, han podido encontrar el cadáver de su familiar en el depósito municipal que se ha habilitado en el Palacio de Hielo de la capital des de hace ya casi una semana. 

No se supo dónde iba el cuerpo al salir del Hospital

El difunto Manuel empezó a tener síntomas del coronavirus hace ya 20 días. El pasado lunes, a pesar de los esfuerzos de los sanitarios, falleció. «A las 11 de la mañana nos llamaron para informarnos de su muerte», cuenta su hijo. «Mi hermana hablo con la aseguradora Santa Lucía y se lo comunicó», empresa con la que tenían contratado un seguro de vida para el anciano. Al parecer, Luís Antonio se dirigió hacia el Hospital de La Paz donde había estado ingresado hasta entonces para recoger sus pertenencias: «Les pedí que quería ver el cuerpo de mi padre, pero me dijeron que no».

Fue a partir de entonces que empezó su pesadilla: la aseguradora derivó el caso a otra empresa, Albia Servicios Funerarios, y es esta la que se pone en contacto con la familia Pérez para anunciarles el cambio. «Nos dicen que la incineración va a tardar entre cinco y siete días, que tengamos paciencia» relata Luís Antonio. Es ese mismo lunes cuando la funeraria les comunica que el cadáver sería trasladado al tanatorio de Parla o Móstoles. Sin embargo, al día siguiente les informan que no saben dónde está el cuerpo. 

Han creado una plataforma para ayudar a los afectados como ellos

Después de días buscando exhaustivamente el cuerpo, mensajes denunciando la situación a la empresa aseguradora y sin recibir otra respuesta diferente a que no sabían dónde se encontraba su familiar difunto y que seguían buscando el cuerpo de Manuel, finalmente reciben una buena noticia por parte del Hospital de La Paz: podría ser que el cuerpo se encontrase en el Palacio de Hielo de Madrid. Fue entonces cuando pudieron conseguir lo que hacía días que querían: encontrar a Manuel. 

Luís Antonio asegura que no ha tenido otra forma que contactar con un medio de comunicación para «denunciar-lo públicamente, porque nadie nos hacía caso». «Es increíble que pasen estas cosas en pleno siglo XXI», concluye.La familia Pérez está ahora en manos de asesores legales para denunciar los hechos y reclamar sus derechos. También han impulsado una plataforma para ayudar a todos los que, como ellos, se están viendo afectados por el coronavirus.


Comentarios

envía el comentario