La decisión del Gobierno con los MENA: Contratados para la campaña de verano

Sería una de las medidas del Gobierno para solucionar el problema de la ausencia de temporeros para las campañas de recolección de frutas

Temporera trabajando en la campaña de recolección de fresa
La crisis de coronavirus ha impedido la entrada de miles de temporeros extranjeros que cada año se desplazaban a nuestro país para participar en las campañas de la fruta. | EFE/Julián Pérez

La imposición del confinamiento y las restricciones de movilidad han dejado al campo español sin trabajadores para las campañas de la fruta que están a punto de iniciarse (cereza, albaricoque, melocotón, fresa, etc...).

El Gobierno está buscando medidas para cubrir los 150.000 puestos de empleo que requiere el sector agrícola para evitar las pérdidas millonarias que supondría dejar cosechas sin recoger.

Entre las opciones barajadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se encuentran varias medidas que, previsiblemente, serán debatidas en el Consejo de Ministros de este martes. 

El ministerio dirigido por Luis Planas pretende habilitar un permiso de trabajo especial para que los menores extranjeros no acompañados (MENAS) puedan ser contratados como temporeros en el campo. 

De esta forma, los jóvenes extranjeros mayores de 16 años que quieran trabajar como temporeros recibirán un permiso de trabajo y residencia que estará vinculado a la duración del contrato. Esto significa que una vez venza el permiso, los menores volverán a estar en situación administrativa irregular. 

Se trata de una medida que La Unió de Pagesos ya había solicitado el año pasado a la Generalitat a través de la concesión de permisos extraordinarios para la contratación de menores de entre 16 y 18 años para las campañas de recolección.

Sin embargo, se trata de una medida temporal para solucionar este actual problema de empleo en el sector del campo, no de una medida que ayude a resolver la situación irregular de estos menores.

Trabajo para parados y ocupados

Dentro del borrador del real decreto que incluye la medida para los MENAS, también se presenta una fórmula a través del cual los desempleados u ocupados afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE) recibirán incentivos por trabajar en el campo. 

De esta forma, sería compatible el salario percibido como temporero en el campo con el cobro del paro o cualquier otro subsidio de estas características. Aunque el documento elaborado por el Gobierno establece que siempre se le debe dar prioridad a los parados sin prestación y a las personas de origen migrante, ya sean mayores o menores de edad.  


Comentarios

envía el comentario