INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

¿Sirve un pañuelo como mascarilla? Así debes protegerte del coronavirus

Por el momento el Gobierno de España solo recomienda el uso de mascarillas para la población general que tenga síntomas, un contacto próximo con infectados o en caso de aglomeraciones.
Dos personas caminando por la calle con mascarillas.
El debate del uso de mascarillas para la población general sigue en la calle. | EFE
 

El debate del uso de mascarilla para prevenir la expansión del coronavirus ya lleva unos días en la calle. Su utilización como medida de prevención siempre ha sido imprescindible para los países asiáticos, que son los que mejor han contenido el virus. 

Sin embargo, tanto la Organización Mundial de la Salud como el Ministerio de Sanidad de España en un principio decidieron no recomendar su uso para la población general, una decisión dada por la escasez de este material imprescindible para el personal sanitario y los enfermos. 

Recientemente hemos visto cómo la Generalitat de Catalunya sí ha decidido recomendar su uso a la población cuando se dirijan a la vía pública o a los supermercados.

El Gobierno de España se plantea hacer lo mismo, aunque hasta el momento solo la ha recomendado en aglomeraciones y a personas que tenga síntomas o estén en contacto con un infectado. 

En las regiones más afectadas de Italia, Lombardía y Toscana, ya son de uso obligatorio para salir a la calle, a pesar de que su escasez y su elevado precio. 

Lo cierto es que las recomendaciones van cambiando en el tiempo en función de las investigaciones. Según un estudio publicado el domingo en 'Nature Medicine' las mascarillas quirúrgicas obstaculizan en gran medida la difusión del virus. 

De esta forma, la importancia de usar mascarilla reside en la protección hacia terceros que puedan ser contagiados por personas asintomáticas con Covid-19. El objetivo de la mascarilla es tapar la boca y la nariz, que son dos de las vías de entrada y salida más frecuente del virus. 

¿Bufandas y fulares en sustitución de la mascarilla?

Eso nos lleva a todos a hacernos una pregunta ¿podemos utilizar bufandas, fulares o bragas de cuello para proteger nuestra boca y nariz?

Pues lo cierto es que estas prendas de ropa sí pueden ser una buena medida para limitar la expansión del virus por parte de las personas asintomáticas, aunque su efectividad sea mucho menor que el de las mascarillas. 

«Tienen un poder filtrante mínimo. No se pegan bien como sí lo hace una mascarilla, pero el hecho de que todos deban cubrir su nariz y boca tiene una importancia pedagógica. El virus continúa circulando. Si todos llevamos mascarilla o fular, y no sólo los enfermos sintomáticos, estaremos al mismo nivel», señala el virólogo Fabrizio Pregliasco en 'El Mundo'.

De esta forma, el uso de bufandas o pañuelos si limitan en cierta medida la salida de partículas potencialmente infectadas, aunque con un porcentaje inferior al de las mascarillas quirúrgicas que bloquean la salida de partículas virales al 95%.

Si eres una persona asintomática y no estás en contacto con ninguna persona puedes optar desde ya por utilizar una bufanda o un fular para salir a la calle, por lo menos hasta que el Gobierno indique el uso obligatorio de la mascarilla para la población general.



Comentarios

envía el comentario