La increíble historia de Paco: Con 77 años y 3 infartos, ha ganado al coronavirus

El hombre ha llevado la enfermedad manteniendo siempre el buen humor que le caracteriza

Un paciente de coronavirus celebra recibir el alta
Paco celebra que haya pasado todo este calvario | ESPAÑADIARIO

El coronavirus nos está dejando imágenes muy tristes y muy impactantes que intentaremos borrarlas de nuestra memoria lo antes posible, pero también estamos pudiendo ver testigos muy esperanzadores e historias de superación muy bonitas, como es el caso de Paco, un paciente recuperado de coronavirus.

El protagonista de esta historia se llama Paco, un hombre de 77 años que ha tenido una vida un poco complicada a causa de varios problemas de salud. A lo largo de su vida ha sufrido tres infartos y una septicemia. Pese a todas estas patologías, el hombre ha conseguido vencer al coronavirus. Según Paco, su humor y su esperanza han sido dos piezas claves para superar esta enfermedad.

Cuando empezó a presentar sintomatología compatible, asegura que se quedaba sin fuerzas y tenía malestar generalizado, se puso en contacto con los sanitarios y una ambulancia le trasladó hasta el Hospital Clínico de Santiago de Compostela, en A Coruña. Es cierto que en ningún momento ha estado grave, por lo que su vida no ha estado en riesgo, pero conociendo su patología previas, su diagnóstico era preocupante.

Se pudo contagiar a través de su hija

Paco sospecha que se pudo contagiar en el interior de su propia vivienda, ya que su hija, que reside en Madrid, fue a visitarle unos días a Galicia, donde él reside, y cree que fue en ese momento cuando contrajo la enfermedad. Recordemos que uno de los principales problemas de esta enfermedad es que hay mucha gente asintomática, por lo que cuesta reconocer quien está infectado y quien no.

Tras permanecer varios días ingresado recibió el alta médica, aunque tiene que permanecer dos semanas más en casa, sin salir a la calle. «Me temblaban las piernas y se me caían las lágrimas. No sabía que tenía semejante popularidad», ha confesado Paco, explicando el momento en el que salió del hospital mientras decenas de sanitarios le aplaudían. Ahí lo tienen, 77 años, un sinfín de patologías, pero ha superado satisfactoriamente el coronavirus.


Comentarios

envía el comentario