El increíble caso del paciente número 1 del coronavirus en Italia: Está sano

Tiene 38 años, es deportista y su alta está prevista para dentro de una semana

Coronavirus Italia
Coronavirus Italia | Pixabay

El país vecino era el primero en encender las alarmas de los gobiernos europeos. El suyo, hoy, es un balance desalentador: 17.660 casos de contagio; 1.266 muertos, cifra engrosada durante la jornada de ayer al registrarse 250 nuevos fallecidos en tan solo 24 horas. La región más golpeada por COVID-19Lombardía, que asiste a cerca de 10.000 pacientes del total de contagiados.

Unas cifras que superan las registradas en la zona cero, Wuan, China.

Su nombre, Mattia. Tiene 38 años de edad y es 'runner'

Él es el paciente 1 en Italia. Un joven deportista que recibe un tratamiento basado en antibióticos y antivirales, cuya alta hospitalaria está prevista para dentro de una semana. Manager de la multinacional anglo-neerlandesa 'Uniliver' y aficionado a las carreras de larga distancia.

Un joven que era ingresado el pasado 18 de febrero en el hospital de Codogno, Lombardia. Para sorpresa del equipo médico, que, tal como informa 'El Español', se mostraba incrédulo ante la posibilidad de que un paciente de su edad y sin patologías previas pudiera haber sido contagiado por coronavirus, el test no tardó en arrojar el inesperado positivo.

La mujer de Mattia, que está embarazada, era ingresada a los pocos días al dar también positivo. A partir de aquí, se pusieron en funcionamiento las pertinentes medidas de aislamiento por posible contagio por COVID-19, sometiendo a seguimiento médico al grupo de personas que había estado en contacto con la pareja.

A los pocos días de ser ingresado, y tras verse empeorado su estado de salud, Mattia era trasladado al hospital de Pavía a fin de ser atenido por un equipo de especialistas en afecciones respiratorias. El doctor Raffaele Bruno, al frente, fue el encargado de someter a Mattia al tratamiento a base de antibióticos, antivirales y otro grupo de medicamentos empleados para combatir el sida y el ébola.

«Gracias al trabajo del laboratorio», relata el doctor Bruno, pudieron dar con un tratamiento que, finalmente, ha resultado ser efectivo. 

Mattia, el paciente 1 de Italia, recibirá el alta durante la próxima semana

«Respira por sí mismo, acabamos de desconectarlo del respirador artificial. Finalmente puedo decir: 'se está curando'. Ahora está llorando porque está feliz: llega a tiempo para ver nacer a su primera hija...», relata claramente emocionado Raffaele Bruno y recoge 'La Repubblica', jefe de enfermedades infecciosas del Hospital San Matteo de Pavía, en Lombardía.

Una maravillosa noticia con la que amanecía hoy el país vecino y que supone un rayo de esperanza para sus ciudadanos. «En Italia todos somos Mattia», explica Bruno. «Curarlo a él, desde el punto de vista humano, me ha enseñado que la normalidad es un privilegio».

Por su parte, el afortunado paciente hacía saber al equipo de enfermería del hospital lombardo que: «He resistido por mi hija.El único deseo que tengo es poder asistir a su nacimiento. Mientras tenía el tubo en la tráquea he pensado que, si hubiera estado solo, me hubiera rendido. Es la vida de los seres queridos lo que te hace seguir adelante».


Comentarios

envía el comentario