Coronavirus: Cambios para los dueños de los planes de pensiones en España

El Gobierno abre un plazo de seis meses para hacer efectivos los derechos consolidados

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anuncia nuevo acceso a planes de pensiones | España Diario

Estos días todos estamos atentos a las nuevas medidas excepcionales que va aprobando el Gobierno para hacer frente a la crisis económica desatada por la emergencia sanitaria del coronavirus y el estado de alarma decretado por el ejecutivo de Pedro Sánchez. La última medida tiene que ver con el acceso a los planes de pensiones.

Aquellos que tengan un plan de pensiones y que como consecuencia de la crisis del COVID-19 se encuentren en situación de desempleo por un ERTE o cierre de negocio, podrán acceder a sus ahorros. Además, el Gobierno incluye esta medida en el extenso Real Decreto aprobado este martes.

Según la medida, desde el 14 de marzo y durante seis meses los partícipes de los planes de pensiones pueden hacer efectivos sus derechos consolidados de forma excepcional, y el documento añade tres supuestos en los que se permitirá recuperar los ahorros.

El primer supuesto es encontrarse en situación de desempleo como consecuencia de un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) derivado de la crisis del COVID-19. Hasta ahora, además de estar desempleado, el dueño del plan de pensiones tenía que estar inscrito como demandante de trabajo y haber agotado la prestación para acceder a los fondos, pero ahora el Gobierno flexibiliza este acceso.

El segundo supuesto es ser empresario titular de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida. 

También podrán tener acceso a su fondo de pensión, en caso de ser dueños de uno de ellos, los trabajadores por cuenta propia que hubieran estado previamente integrados en un régimen de la Seguridad Social y hayan cesado en su actividad como consecuencia de la situación de crisis sanitaria. 

Un importe máximo disponible

Estos son los tres supuestos para acceder a los ahorros de un plan de pensiones, aunque el documento establece unos importes máximos a disponer que no deben ser superiores a los salarios dejados de percibir mientras se mantiene la vigencia del ERTE, o en todo caso los ingresos que se han dejado de percibir por culpa de la crisis.

El reembolso se producirá en el marco del régimen fiscal establecido para las prestaciones de los planes de pensiones y deberá efectuarse en el plazo máximo de siete días hábiles desde que el dueño del plan de pensiones presente la documentación acreditativa correspondiente. Pueden acogerse a esta medida los asegurados de los planes de previsión con seguro, planes de previsión social empresarial y mutualidades de previsión. El Gobierno podrá ampliar el plazo previsto para solicitar el cobra teniendo en cuenta las necesidades de renta disponible.


Comentarios

envía el comentario