La gran noticia que se acaba de recibir de las UCI de España

Los cuidados intensivos siguen al 300% de su capacidad habitual pero las altas ya compensan los ingresos

Personal sanitario a las puertas de urgencias de un hospital en Cataluña
Los ingresos se han reducido y permiten tener la situación bajo control | España Diario

Hace ya algunos días que la cifra diaria de contagios en España está bajando, y el domingo se registró el número de fallecidos más bajo en diez días. Las cifras llaman al optimismo y demuestran que las medidas de confinamiento y paralización de la economía están funcionando, pero la noticia más esperanzadora llega de las UCI de los hospitales.

Aunque la situación sigue siendo límite, las Unidades de Cuidados Intensivos han obtenido una tregua gracias a la ralentización de los ingresos de pacientes críticos que les permite coger aire. La reducción de casos en las puertas de urgencias favoreció que haya menos hospitalizaciones y eso empieza a traducirse en las entradas en la UCI.

Pero los expertos recuerdan que aún es pronto y que tendrán que pasar algunas semanas para que las UCI vuelvan a la normalidad, pues ahora se encuentran con su capacidad habitual multiplicada por cuatro y el personal sanitario exhausto al límite de sus posibilidades.

Según el ministerio de Sanidad, desde el inicio de la crisis 6.931 personas han ingresado en la UCI y la mayoría de los casos se han concentrado en Madrid. Allí, el Hospital Infanta Sofía, que dispone de ocho plazas de cuidados intensivos recibió el 16 de marzo siete pacientes, que eran ya 11 al cabo de tres días y 25 seis días después. El 1 de abril había 40 enfermos en la UCI de este hospital, que tuvo que adaptarse para absorber a los pacientes críticos.

Muchos de estos hospitales tienen que aprovechar respiradores, camas y salas de reanimación y quirófanos para dotar las UCI de todo lo necesario para mantener a los pacientes con vida. La situación es dramática, y aunque ahora por primera vez llegan buenas noticias, los expertos llaman a la calma: «Prudencia, y no bajar la guardia».

Vuelta progresiva a la normalidad

Algunos hospitales ya están preparando una recuperación de los medios para volver a llamar en breve a pacientes de otras patologías para sus consultas programadas, y en algunos incluso se han recuperado ya algunas salas dedicadas exclusivamente a pacientes con coronavirus. En Madrid, el en una semana se ha pasado de 1.955 urgencias diarias a 390.

En Cataluña, la situación sigue siendo crítica y por ahora los 1.512 pacientes con Covid-19 ocupan el 85% de las camas habilitadas para las UCI en los hospitales, que son tres veces más que hace dos semanas. La ralentización de los ingresos permite mantener la situación bajo control, y según los propios médicos ya se pueden compensar los ingresos con las altas.

En Castilla-La Mancha, la tercera comunidad con más muertes por coronavirus, se produce el primer descenso de pacientes tras alcanzar la semana pasada el 100% de ocupación. El descenso de ingresos es aún muy moderados, pero el lunes fue el cuarto día con más altas que ingresos y esto permite a los sanitarios trabajar sin tanta presión. 

Este fin de semana también ha descendido el número de ingresos en las UCI de Galicia, mientras que en Asturias en 24 horas se liberaron siete camas de intensivos. La situación es más liviana en Extremadura, donde nunca se ha superado el 40% de la ocupación, y en la Comunidad Valenciana, donde se ha bajado del 70% al 63% de ocupación. 

Sin embargo, en algunas comunidades siguen recibiendo más ingresos de lo deseado. Es el caso de Aragón, que ha pasado de 129 a 167 ingresados en pocos días aunque aún quedan 124 camas disponibles. En Andalucía, este fin de semana los ingresos han aumentado un 30% y se acercan peligrosamente a los 9.000 fijados por la Junta para activar el plan especial.


Comentarios

envía el comentario