Coronavirus: 10 medidas a seguir en funerales y velatorios para evitar el contagio

Las autoridades aconsejan aplazar los entierros hasta que haya pasado la crisis sanitaria.

Imagen de empleados de una funeraria portando un féretro
Estas son las medidas de seguridad para funerales y velatorios por el Coronavirus | Agencias

La situación de excepcionalidad a raíz de la crisis sanitaria del Coronavirus ha alterado las rutinas más cotidianas de las personas. Se han cancelado todo tipo de eventos y ceremonias previstas para estas fechas, pero hay algo que no se puede cancelar: la muerte. ¿Qué hacer si hay que enterrar un familiar durante la cuarentena y el estado de alarma?

En este asunto reina el caos y la confusión. En algunas partes de España las funerarias han cancelado velatorios y funerales para evitar el contagio del Covid-19, y el resultado son entierros sin invitados en la más estricta soledad.

Sin embargo, en muchas otras partes se siguen celebrando funerales y velatorios, y Sanidad ha dado algunas recomendaciones para prevenir el contagio.

Funerales y velatorios: 10 medidas de prevención

Las medidas recomendadas por Sanidad para evitar la propagación del Coronavirus durante velatorios y funerales pueden parecer duras en un caso tan sensible, pero forman parte del plan general para evitar que la crisis se agrave.

1. Se suspende el besamanos

La medida más importante en la mayoría de funerales en España es la prohibición del besamanos cuando se da el pésame. Las autoridades recuerdan la importancia de evitar el contacto físico con los demás, y aunque se trate de un momento tan sensible, durante los funerales hay que evitar los abrazos, los besos y las encajadas de mano.

2. Fallecidos por coronavirus

Las restricciones de endurecen cuando se trata de los funerales de personas fallecidas a causa del Coronavirus. Los familiares y allegados que hayan estado en contacto con la víctima y que presentan dificultades para respirar tienen prohibido asistir al entierro por estar sujetos a la cuarentena.

Los familiares que hayan estado en contacto con el fallecido aunque no presenten los síntomas del Coronavirus pueden ir al entierro, pero con mascarillas de protección.

3. Fallecidos por otras causas

Si el fallecido ha muerto por otras causas se recomienda a las personas con síntomas respiratorios que no acudan al funeral. También es obligatorio seguir el resto de las recomendaciones para funerales y velatorios con independencia de la causa del fallecimiento, y en especial, todo lo que tiene que ver con la higiene y la prevención. 

4. Aforo en las salas de velatorio

Otra medida especial para funeralesvelatorios en el contexto de la crisis del Coronavirus es la limitación de invitados en los espacios cerrados y, en particular, en las salas de velatorio. En los tanatorios se permite la entrada a unas diez personas por sala, en función del tamaño, y se recomienda limitar al máximo posible los invitados en cada entierro.

5. Distancia de seguridad

La reducción del aforo tiene como objetivo facilitar la distancia de seguridad de entre metro y medio y dos metros como mínimo que aconsejan las autoridades sanitarias. Aun así, se hace especial hincapié en la necesidad de guardar esta distancia de seguridad, tanto en el velatorio como en las ceremonias en iglesias y, eventualmente, en el cementerio.

6. No escribir en el libro

Los pequeños detalles también cuentan en este sentido y, con el fin de garantizar al máximo la prevención, se recomienda evitar hacer algunas cosas habituales en los entierros. Una de ellas es escribir en el libro de condolencias un mensaje para la familia, pero tocar el libro o el bolígrafo expone a uno mismo y a los demás a un riesgo de contagio

7. Material desinfectante en los tanatorios

Hay que evitar todo lo posible aquello que sea susceptible de pasar de mano en mano, como flores y esquelas. Además, las autoridades sanitarias obligan a los tanatorios y a las funerarias a disponer de productos de limpieza y desinfectantes en las salas de velatorio, en especial en los baños y en el libro de condolencias.

8. Limitar el tiempo de la ceremonia

Los velatorios suelen alargarse durante varias horas, a veces incluso más de un día, y las ceremonias en las misas y en el cementerio a veces se hacen eternas. Las autoridades sanitarias aconsejan limitar el tiempo de los velatorios y las misas a lo estrictamente necesario, y dar las condolencias y el pésame a través del teléfono.

9. Retrasar las ceremonias

Ante tal avalancha de recomendaciones y limitaciones las autoridades aconsejan retrasar los funerales, en la medida de lo posible, hasta dentro de unas semanas cuando la crisis haya pasado. Los sistemas de conservación de los cadáveres permiten esta opción, y aunque pueda parecer cruel para la familia, es una opción cada vez más utilizada.

10. Funerales virtuales

Una alternativa a las medidas planteadas es la celebración de funerales virtuales. No se trata de ninguna frivolidad, y de hecho es una iniciativa que ya estaba en algunas funerarias antes de la crisis del Coronavirus. Las nuevas tecnologías permiten seguir el funeral en streaming a cualquier familiar y allegado que se encuentra lejos por cualquier motivo.


Comentarios

envía el comentario