Luis Antonio, el primer médico del SUMMA muerto por coronavirus: «Le hicieron el test a los 12 días»

Su hija Marta denuncia en una carta que su padre se contagió por culpa de la falta de protección

Luis Antonio, el primer médico del SUMMA muerto por coronavirus.
Luis Antonio, el primer médico del SUMMA muerto por coronavirus. | Twitter

La intensa lucha contra el Covid-19 en España no cesa. A pesar de que los datos mejoran y ya se confirma «una tendencia descendente», el virus ya ha causado 12 víctimas y más de 19.400 infectados entre los profesionales sanitarios. Uno de los datos que más preocupa a día de hoy en nuestro país.

▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de EspañaDiario donde comentamos todas las noticias de España. Os informareis, podréis comentar la actualidad y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

El último médico fallecido a consecuencia del coronavirus ha sido Luis Antonio Pérez Suárez. El sanitario del Summa 112 de la Comunidad de Madrid ha sido el primero que ha perdido la vida en la comunidad con 61 años de edad y tras más de 30 años de carrera al servicio de las emergencias madrileñas. Un gran trabajador y pionero en la atención de urgencias y emergencias en la región.

Por eso mismo, su hija Marta ha querido denunciar la situación que ha vivido su padre durante la cuarentena a través de una carta publicada en sus redes sociales. Ella es estudiante de medicina y, además, jugadora de baloncesto en el Barakaldo, conjunto de la Liga Femenina 2.

«Solo quería ayudar»

«No sé cuándo se contagió. El sábado 15 de marzo trabajó en el HM de Alcalá de Henares y por la noche tenía guardia de 12 horas con el Summa. Madrid ya estaba colapsada y le obligaron a bajar a Madrid sin ningún tipo de protección. No estaba de vacaciones ni visitando a sus familiares, estaba doblando, matándose a trabajar porque desgraciadamente un médico en España no tiene la importancia ni la consideración que se merece», señala Marta en la misiva.

Pero la profesionalidad de Luis hizo que trabajara de manera incansable y sin quejarse, aun siendo una persona de riesgo: «Era consciente del riesgo, pero sólo quería ayudar». Marta ensalza en la carta a su padre y asegura que de mayor quiere ser como él.

A pesar de todos sus esfuerzos, el doctor no pudo evitar contagiarse por Covid-19 a causa de la deficiente protección que tenía, tal como explica su hija: «Cómo todos sabéis, se infectó (esto no lo supimos hasta 8-9 días más tarde que ingresó)».

Marta critica la decisión de los políticos

Además, Marta señala la ineptitud de los políticos con los profesionales sanitarios, ya que mandaron a su padre a luchar contra el virus, a pesar del riesgo que significaba: «Porque claro, los políticos son fundamentales y se les debe hacer el test o la serología rápido, pero a los sanitarios les dejamos que se contagien y sin ellos saberlo ni quererlo pues que sigan contagiando a los pacientes…. Eso sí, todos los españoles sabíamos al día siguiente qué político era Covid-19. Gran trabajo».

«Ha habido desorganización por parte de nuestros gobernantes. No estoy de acuerdo con cómo están actuando, echando balones fuera y obligando a que los sanitarios se jueguen la vida por nosotros. Mi padre no era un héroe, era un ser humano, humilde y trabajador, y era padre y amigo, y como él todos los sanitarios de toda España», critica la hija de la víctima.

Un hecho letal que acabó con la vida del médico, puesto que «tenía una alteración congénita en el corazón» y, también, era «obeso y fumador». Ahora, sus familiares no han podido despedirse de él a causa del estado de alarma, pero cuando pase todo esto, Marta, su hermano mayor y su madre rememoraran al médico con una de sus canciones favoritas: ‘Here comes the sun’, de Los Beatles.


Comentarios

envía el comentario