Máxima preocupación: Lo que ha pasado en Italia que puede llegar ya a España

En el sur la emergencia sanitaria ha desembocado en emergencia social con robos y saqueos

Imagen de clientes en un supermercado de Italia
Los supermercados se han convertido en el foco de la desesperación en Italia | EFE

Tras la semana más difícil desde que empezó la epidemia del coronavirus, España se prepara para otra semana dura en la que la emergencia sanitaria puede fácilmente desembocar en emergencia social si se reproducen las escenas que se están viendo estos días en Italia, donde muchas personas desesperadas están asaltando los supermercados.

La gente tiene hambre, advierten algunos medios italianos, y entre otras imágenes llamativas destaca la de un padre y su hija mordiendo una rebanada de pan con Nutella y amenazando a las autoridades: «Si mi hija no puede comer un trozo de pan iremos a asaltar los supermercados». Italia registra 10.779 muertos y España 6.737, aunque en nuestro país el virus se está extendiendo ya más rápido que en cualquier otra parte.

Por eso no es descabellado pensar que, ante el rápido avance de la pandemia y con las cada vez más estrictas medidas de confinamiento y paralización de la economía, en algunas partes del país se pueden acabar viviendo situaciones de desesperación. 

En el sur de Italia, en Palermo, un grupo organizado de veinte personas se amotinó en las cajas del Lidl con los carros llenos y se negaron a pagar: «No tenemos dinero para pagar, tenemos que comer». Los empleados llamaron a la policía mientras el pánico se apoderaba de otros clientes que esperaban en la calle haciendo cola.

Los carabineros ya se han desplegado por varios supermercados para garantizar la seguridad, pero este tipo de llamadas se extiende con gran velocidad por las redes. Bajo el nombre «Noi» (Nosotros) una página de Facebook que anima a «recuperar lo que es nuestro» ha acumulado en pocas horas cientos de seguidores que llaman a acciones como asaltar supermercados: «El problema es inmediato, los niños necesitan comer», dice uno de ellos.

Otros mensajes revelan el drama de mucha gente como Alejandro, que asegura estar sin un euro y con una familia a la que dar de comer. Muchos llaman a la revuelta social ante un panorama desolador: «En casa pueden estar los que tienen un salario fijo, si nosotros debemos estar encerrados, el Estado nos tiene que llevar la comida y pagar los alquileres. No somos Cristiano Ronaldo, aquí tres cuartas partes de los italianos paga en negro».

La mayoría de los saqueos se producen en el sur, en Sicilia, donde la economía sumergida es una de las principales fuentes de sustento. En esa zona han aumentado también los robos en la calle donde algunos quitan a otros las bolsas del súper cuando van a comprar. En otros casos, la gente desesperada cuelga en las redes sociales vídeos pidiendo ayuda

Mientras tanto, el gobierno de la república, consciente de que la situación en el sur está al límite, estudia extender la renta de ciudadanía (una ayuda de 550 euros que ofrece el Estado a quien no tiene empleo). Esto se suma al dramático discurso a la nación del presidente, Giorgio Matarella, el pasado viernes, en el que hizo un llamamiento a las autoridades europeas a tomar medidas urgentes.  


Comentarios

envía el comentario