Germán vive en la calle y quiere coger el Coronavirus: El estremecedor motivo

Este sintecho asegura que le gustaría coger el Coronavirus para poder dormir en el hospital

Dos vagabundos conversan en la calle
Un sintecho desea contraer coronavirus para dormir en un hospital 

Los grandes olvidados en la pandemia del coronavirus son, sin duda, los sintecho. Pese a haberse declarado el estado de alarma que prohibía a la gente salir a la calle, los sintecho siguen teniendo como única residencia la calle.

▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de EspañaDiario donde comentamos todas las noticias de España. Os informareis, podréis comentar la actualidad y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

Es el caso de Germán, un hombre colombiano sin recursos de sesenta y cinco años de edad que ve esta pandemia mundial como el menor de sus problemas, según informa 'Público'.

Rudo y envalentonado cuenta que a lo largo de su vida ha pasado por diversos empleos: vendedor de libros, taxista, instalador de gas... Sin que ninguno de ellos pudiese darle la oportunidad que necesita, ahora, en España.

A su edad, Germán ha vivido más cualquier otras persona. A pesar de su actual condición, lo cierto es que a él nunca le había faltado trabajo en los diferentes países en los que ha vivido en los últimos años: «En el norte de Suecia, a ocho horas en bus de Estocolmo. Allí trabajé en una agencia de empleo, en un supermercado, en una ebanistería y en un taller de reparación de bicicletas».

En busca de salud

Aunque pueda parecer paradógico, Germán decidió dejar todo eso atrás para mudarse en España en busca de salud. «Un día resbalé en una calle helada, me caí y me fracturé la columna vertebral. Las ayudas que me daban no me alcanzaban para pagar el tratamiento médico, pero los dolores seguían. Por eso me salgo a España a buscar salud. Y aquí la estoy encontrando», sentenciaba.

Ahora, para acudir a su sesión de fisioterapia, Germán se ve obligado a rechazar cualquier alojamiento gratuito que no esté al lado del hospital, ya que apenas le alcanza para coger el metro.

Visiblemente afectado, habla sobre la discriminación que sufre en la calle día tras día ahora que el coronavirus ha sacudido al país. «Ojalá me coja un coronavirus y me tengan que sacar del banco y llevarme a un hospital. Yo sé que me moriría, pero ojalá se me venga rápido. Y que me muera. Y que así se den cuenta de la discriminación y el racismo que sufro».


Comentarios

envía el comentario