El fuerte olor del mercado chino dónde empezó todo: Lo que no te han contado

El mercado de animales de Huanan en China permanece cerrado desde el 1de enero por ser considerado el epicentro del coronavirus.

Imagen de unas personas con mascarillas en China
Poco a poco, China intenta volver a la normalidad. | Agencias

Poco a poco la ciudad de Wuhan (China), donde se originó el coronavirus, va recobrando la normalidad tras 56 días de cuarentena.

La ciudad, habitada por once millones de personas, se paralizó debido a las duras medidas de confinamiento y restricciones de movilidad decretadas por las autoridades chinas. 

Ahora, los medios de transporte y los pequeños comercios empiezan a trabajar de forma progresiva y las personas ya empiezan a salir de sus casas, manteniendo eso sí, el uso de mascarillas y el distanciamiento social.  

Pero si existe un lugar en Wuhan que todavía no ha recuperado la normalidad ese es el mercado de animales de Huanan, considerado hasta momento el epicentro del virus.

Incursión en Huanan

Una reciente aproximación del periodista del 'ABC' , Pablo M. Díez, al mercado chino de Huanan nos confirma como esta enorme lonja de dos plantas destinada a la venta de todo tipo de animales exóticos se mantiene cerrada por las autoridades. 

Según relata el periodista, el olor que se desprende en los alrededores del mercado es nauseabundo, «un hedor a podrido que se cuela por la mascarilla».Y eso a pesar de todas las labores de desinfección que se han realizado en el mercado, que ya lleva más de tres meses precintado.

Recordemos que las autoridades chinas decidieron cerrar la lonja el 1 de enero, después de que varias decenas de sus comerciantes y empleados se infectaran de coronavirus, razón por la cual se cree que la pandemia se originó allí a raíz de la mutación del virus que afectaba a los murciélagos.

Desde entonces, el mercado permanece vallado con paneles azules rodeados por una cinta policial. El periodista de 'ABC' relata cómo desde la distancia escucha las voces de operarios de limpieza en el interior de la lonja y observa «los puestos abandonados y rodeados de basura, algunos incluso tapados con una lona negra».

Pero según señala el periodista, el mal hedor probablemente provenga «del agua estancada de las cañerías de los animales fueron sacrificados» cuando se decretó el cierre. Y no serían precisamente pocos, puesto que en el mercado se vendían hasta 112 especies distintas de animales. Desde serpientes hasta koalas, pasando por cocodrilos y murciélagos.

Pablo M. Díez no tarda mucho en tener que abandonar la zona, puesto que cuatro policías que vigilan el mercado le obligan a borrar las últimas fotos y le invitan a abandonar un lugar considerado «especial y peligroso». 

Lo que nos queda claro es que para Wuhan y el resto de China, el origen del coronavirus se ha convertido en un asunto de Estado. Porque aunque hasta el momento la comunidad científica señala al mercado de Huanan como el origen del virus, hay otras muchas teorías que lo sitúan fuera de ahí. 

Otras teorías sobre el origen del virus

Recientemente el medio de comunicación 'South China Morning Post' aseguraba que los primeros enfermos de coronavirus fueron diagnosticados el 17 de noviembre fuera del mercado, una información que tendrían tras acceder a varios documentos confidenciales.

Pero además, en estos últimos días también se ha viralizado en redes sociales un vídeo del 2015 del canal de televisión italiano RAI en el que se habla de un nuevo coronavirus creado en un laboratorio chino.

El presentador del programa italiano explica en detalle el estudio realizado por los investigadores chinos a partir de murciélagos y ratones capaces de transmitir la enfermedad a los humanos. 

Este vídeo ha alimentado las teorías conspiratorias que señalan a China como creadora del virus, pero cabe recordar que los científicos aún no han encontrado ninguna evidencia que apruebe esta teoría y apuntan a un origen natural del virus. 


Comentarios

envía el comentario