El dato sobre los muertos de coronavirus en España que no cuentan

El recuento de los fallecidos solo incluye a aquellos que dieron positivo en las pruebas de Covid-19

Médicos de Israel luchando contra el coronavirus este marzo de 2020
Las cifras de fallecidos por coronavirus en nuestro país podrían ser mucho mayores que las oficiales | EspañaDiario

En los últimos días los españoles nos hemos acostumbrado a un hecho escalofriante y trágico: seguir a diario el recuento de los fallecidos por coronavirus en nuestro país. 

Unas cifras que cada mañana nos ponen los pelos de punta, pero que según un informe revelado recientemente podrían ser mucho más dramáticas. Los recuentos realizados en algunas de las Comunidades Autónomas se podrían estar dejando fuera a más de la mitad de los fallecidos. 

Este sería el caso de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, algunas de las regiones más castigadas por el Covid-19 en cuanto a número de fallecidos. 

El informe realizado por el Instituto deSalud Carlos III —basado en la red de Vigilancia de los excesos de mortalidad por todas las causas— monitoriza los fallecimientos diarios que se producen en España y los compara con la media de los ocurridos desde 2008. 

Según el último informe revelado por esta entidad, el virus habría casi duplicado la mortalidad en algunas zonas de España, mientras que a nivel general señala que el exceso de muertes respecto a la serie histórica entre el 21 y el 25 de marzo fue de casi un 17%. 

Llama mucho la atención el caso de Castilla y León. Entre el 17 y el 24 de marzo, esta comunidad registró un total de 885 fallecimientos, cuando lo esperable según las medias registradas en los años anteriores eran 500.

En Castilla La Mancha se registró un aumento de la mortalidad de un 75,5% en este mismo intervalo de tiempo, mientras que en Madrid se registró un incremento del 66% de fallecimientos con respecto a la media histórica. 

Cada país establece su propio método de recuento

Esta falta de fiabilidad de las cifras de fallecimientos en nuestro país ya ha sido alertada por la comunidad científica y los propios sanitarios, que asumen que ante la ausencia de más pruebas de detección los números reales pueden ser muy superiores a las cifras oficiales.

Esta situación es fruto del método empleado para realizar el recuento, puesto que solo se tienen en cuenta aquellas personas que han sido sometida a las pruebas, que en su gran mayoría se realizan en los hospitales. 

Sin embargo, los fallecimientos en residencias de ancianos y domicilios, de personas que a pesar de tener síntomas de Covid-19 no se les realizó la prueba, no entran en este recuento oficial que cada mañana nos proporciona el Ministerio de Sanidad. 

Este problema de recuento se está viviendo en otros países europeos como Francia, Alemania y Países Bajos. Cada uno proporciona las cifras oficiales de fallecidos en su país siguiendo unos criterios propios que no tienen en cuenta a toda la población. 

Por ejemplo, en Francia solo se han contabilizado los fallecimientos en medio hospitalario, no en las residencias ni en los domicilios. Sin embargo, al ser la población mayor una de las principales afectadas por el virus, el presidente francés ya alertó la necesidad de vigilar la tasa de mortalidad en las residencias.


Comentarios

envía el comentario