Coronavirus: La trágica muerte de una trabajadora de 36 años en Madrid que podría haberse evitado

La joven empleada llevaba trabajando desde el año 2017 en la empresa y continuaba con un contrato temporal

Los teleoperadores siguen acudiendo a sus puestos de trabajo
Las asociaciones están indignadas con el trato a los teleoperadores y teleoperadoras | Cedida

Ha fallecido una teleoperadora de 36 años por coronavirus en Madrid según ha informado la Confederación General del Trabajo (CGT). Según ha informado el sindicato es la primera empleada fallecida en ese sector.

La joven empleada llevaba trabajando desde el año 2017 en la empresa, la cual forma parte de la Patronal Asociación CEX, y según han informado desde CGT todavía tenía un contrato temporal.

Según han denunciado, las actividades de telemarketing no han cerrado. En el medio ‘El Independiente’ han destacado que la empresa Konekta sigue obligando a acudir a sus puestos laborales a 800 personas: «Esta empresa obliga a muchas personas al día a jugarse la vida. Entender que el telemarketing es esencial, cuando ya mucha gente ha enfermado por la tardanza en esta decisión es una canallada», manifestaba CGT.

Según apuntan en el citado medio, la Inspección de Trabajo ya advirtió en su momento que la compañía «no cumple la ley» en Avilés.

«CGT se dirigió al Ministerio de Trabajo y a la Inspección de trabajo para que las empresas de telemarketing rectifiquen y mañana la salud de sus teleoperadoras y teleoperadores no siga arriesgándose», señalaban en el comunicado.

CCOO pide teletrabajo 

Desde CCOO se ha pedido la implementación del teletrabajo en este tipo de actividades. Entienden que las tareas de auxiliares de teleoperadores pueden desarrollarse en casa sin necesidad de arriesgar la vida de nadie.

El sindicato hace referencia a: Teléfonos de urgencias y Administraciones Públicas; suministros de agua, luz y gas; banca; seguros del hogar o similares y servicios de alimentación online —como realizar la compra desde casa—.


Comentarios

envía el comentario