INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Manuel Sánchez, mítico y admirado empleado de La Moncloa que falleció por coronavirus

Por el momento ningún miembro de su familia ha dado positivo en coronavirus
Imagen exterior palacio de la Moncloa
El Palacio de la Moncloa, complejo en el que trabajaba Manuel | España Diario

El pasado martes se anunciaba el fallecimiento de uno de los trabajadores de La Moncloa y ahora se ha podido conocer que era uno de los empleados que más tiempo llevaba desarrolando su tarea allí.

Manuel Sánchez Lizana falleció a la edad de 59 años por coronavirus, durante su paso por la UCI en el Hospital de Fuenlabrada. Así lo comunicó desde el Gobierno la ministra portavoz, María Jesús Montero este pasado martes.

La ministra comunicaba lo siguiente: «Lamentablemente, en ese sentido, tenemos que comunicar que hoy hemos conocido que un trabajador de La Moncloa ha fallecido por coronavirus. Se trata de Manuel Sánchez Lizana, un empleado admirable que ha dejado un gran recuerdo en esta casa. Por eso, en nombre del Gobierno y de todo el personal que trabaja en Moncloa, trasladamos el más sentido pésame por esta pérdida a su familia y mandamos mucho ánimo y deseos de recuperación a todos sus seres queridos».

Manuel Sánchez nació en Cenicientos y, tras haber estudiado para las oposiciones, consiguió un puesto en La Moncloa durante la etapa de Felipe González.

Desarrollaba sus funciones en el INIA

El medio ‘El Español’ ha hablado con una de sus compañeras durante estos años: «Pasó gran parte de su carrera en el departamento de reprografía. Esto era, claro, antes de que todo se digitalizara y él estaba ahí haciendo fotocopias. Como todos íbamos mucho por ahí, pues todos le conocíamos». 

Según ha explicado, tras el cambio al formato digital, fue reasignado como empleado de la Oficialía Mayor en el Registro General del Ministerio de Presidencia. Finalmente acabó desarrollando sus funciones en el edificio más grande del complejo, en el INIA

«Ahí le pusieron en los casilleros. Es el sitio en el que, por ejemplo, llegan los sobres y se distribuyen y se gestionan las incidencias con los coches y los motoristas de mensajería», manifestaba al citado medio la empleada, que ha preferido permanecer en el anonimato.

«Era muy querido y muy valorado. El INIA es un complejo muy grande y no tiene nada que ver con Vicepresidencia n donde trabajan los altos cargos, por eso, cuando la ministra le nombró nos sorprendió mucho, para bien, porque no era una persona cercana a ellos, pero la noticia fue corriendo como la pólvora», añadía.

«A veces, al principio, podría parecer un poco seco. Pero era my sincero y nada pelota y era una persona que se hacía querer. Su mujer es muy dulce. Él, eso, más seco, pero nada antipático ni nada malo. Era como si tuviera una coraza que le envolvía su corazón de oro», comentaba afectada la ex compañera.

No se sabe cuándo se contagió, ni cómo

No se sabe cómo pudo contagiarse Manuel. No se conoce si pudo ser en el trabajo o durante el confinamiento que llevaron a cabo. Lo que sí se conoce es que, por el momento, la familia de Manuel no ha mostrado síntomas de contagio. Destacar que su mujer, María Jesús, también trabaja como funcionaria en Moncloa y que, por el momento, nadie de su familia —hijos— ha sido contagiado.

Lo cierto es que en Moncloavarias personas dieron positivo por coronavirus al inicio de la pandemia: Irene Montero y Carolina Darias se contagiaron de coronavirus y dieron positivo en los test realizados el 12 de marzo.

«No sabemos ni cuándo ni cómo, pero ha estado ingresado bastante tiempo, hasta que murió la noche del sábado en la UCI del Hospital de Fuenlabrada», manifestaba otra compañera del fallecido.

«Muchos no sabíamos ni que estaba malo y nos enteramos el domingo pasado por la mañana. Quizás tenía alguna patología que lo complicó todo porque sé que no podía donar sangre. Quizás tuviera algo», manifestaba. 

Y añadía que: «Cuando me lo dijeron rompí a llorar. Y la mayoría de compañeros muy mal, muy mal. Me ha escrito hasta gente jubilada», finalizaba.



Comentarios

envía el comentario