Coronavirus Madrid: «¿Es usted el hijo? Ha fallecido, pueden pasar a buscarlo»

Fiscalía investiga las irregularidades acaecidas en la residencia geriátrica 'Monte Hermoso'

Anciano pasea con un caminador
Anciano pasea con un caminador | Pixabay

Casimiro Bernardo, de 85 años de edad, es uno de los 19 fallecidos en una residencia geriátrica de Madrid, según datos del 'Ministerio de Sanidad'.

La residencia 'Monte Hermoso' de Madrid registraba la madrugada del pasado lunes el que por entonces suponía su decimoséptimo fallecimiento de un anciano contagiado —presuntamente— por Coronavirus SARS-CoV-2.

«¿Es usted el hijo de Casimiro Bernardo? Su padre ha fallecido, pasen a recogerlo»

Tal que así era informado Tomás Bernardo, hijo del fallecido, Casimiro Bernardo, quien permanecía ingresado en la mencionada residencia en régimen interno. Al parecer, 'Monte Hermoso' venía registrando casos de posible contagio por COVID-19 desde hacía días, una situación alarmante de la que Tomás, hijo del fallecido, y sus familiares eran desconocedores.

Un brote, el desatado en la residencia Monte Hermoso de Madrid que, así como informa 'El Independiente', requirió de la atención especializada del 'Hospital Clínico' de la Comunidad de Madrid.

Tomás Bernardo informaba a 'El Independiente' que visitó a su padre por última vez el pasado sábado 7 de marzo. «Estaba 'debilucho', pero bien», explica el hijo, Tomás. Al término de la visita, Tomás fue informado acerca del nuevo régimen de visitas por motivo de la cuarentena.

«Cuando me despedí de él me dijeron que a partir de esa semana no fuéramos a verle para evitar contagios, por eso del coronavirus, y que ellos nos iban a llamar por teléfono para decirnos cómo estaba», relataba Tomás Bernardo.

En el meridiano de la pasada semana, Tomás Bernardo recibía una llamada del trabajador social de la residencia con el fin de informarle sobre el estado de salud de su padre, Casimiro Bernardo.

«Sobre la hora de comer me llamaban, me decían que estaba bien. El miércoles me dijeron que había tenido un poco de fiebre, pero el viernes me dijeron que estaba bien», aclara el hijo de la víctima. 

Fue durante el transcurso de esta llamada cuando se alertaba a Tomás de dos posibles casos de contagio acaecidos en la residencia esa semana, cuya evolución había requerido su derivación a un centro hospitalario.

Sin embargo, relata Tomás para 'El Independiente en relación con su padre: «Él no lo tenía. También me confirmaron que lo iban a llevar a la primera planta, porque en la segunda planta se iban a quedar personas que estaban más graves».

«Tiene síntomas de coronavirus, ya lo verán en el acta de defunción»

Con estas palabras informaba la doctora de guardia de la residencia, al teléfono, sobre el fallecimiento de su padre a Tomás, una llamada que tuvo lugar después de que Tomás fuera informado por primera vez por otro trabajador y exigiera más explicaciones. «Tiene síntomas de coronavirus, ya lo verán en el acta de defunción».

Finalmente, el fallecido de 85 años, Casimiro Bernardo, recibía sepultura ayer. «Nosotros no tenemos la certeza de que ha muerto por coronavirus, en el acta pone lo de insuficiencia respiratoria y paro cardíaco y posibilidades de coronavirus, pero no certeza».  

Por último, recoge 'El independiente', la familia del fallecido no ha podido volver a hablar con la residencia, según el testimonio de Tomás, hijo del fallecido.

«Nadie nos ha llamado, la única llamadas que tuvimos fueron las de la madrugada del lunes y, ponlo bien clarito, me preguntaron: '¿Es usted el hijo de Casimiro Bernardo...'».

Una residencia, Monte Hermoso de Madrid, que, según informaba ayer 'El País' en uno de sus titulares: «La Fiscalía abre una investigación del brote de coronavirus en la residencia Monte Hermoso». Al parecer, la denuncia tiene el foco puesto en ciertas irregularidades del centro, como la falta de seguridad, limpieza, personal y medios.

Por su parte, recoge 'La Vanguardia' hoy, Carmen Flores, presidenta de la 'Asociación Defensor del Paciente', denunció ante la Fiscalía de Madrid dichas acciones irregulares después de tener conocimiento del fallecimiento de 19 ancianos y más de 70 contagiados, entre ellos, personal y sanitarios del geriátrico.


Comentarios

envía el comentario