Duro relato de una enfermera española por el coronavirus: «Necesitaré ayuda psicológica»

La situación en el centro privado en el que desarrolla sus funciones es prácticamente límite

Personal médico haciendo un test de coronavirus
La enfermera de la sanidad privada critica que se les tome por «profesionales de segunda» | España Diario

La sanidad española se encuentra desbordada y buena prueba de ello es el relato que Visi García, enfermera de la sanidad privada, ha ofrecido a ‘La Sexta’. García ha lamentado que se cuestione a la sanidad privada «a todos los niveles» y considera que «parte del Gobierno» y compañeros de la sanidad pública les consideren «profesionales de segunda».

Siempre se tiene en mente que si se va a una clínica privada, se cuenta con mayor número de recursos y sus atenciones son mejores. La enfermera ha dicho que en cuanto a material, la sanidad privada se encuentra «igual que la pública».

Además, ha añadido que: «Nuestro traje es una bata impermeable durante todo el turno y la protegemos con una de papel encima, mascarilla quirúrgica doble y un par de guantes».

«También enfermamos»

La situación en el centro privado en el que desarrolla sus funciones es prácticamente límite. Según ha manifestado al citado medio, en su centro tienen 215 camas, de las cuales 120 las ocupan personas que han dado positivo por coronavirus. Y de las 13 plazas de UCI de las que disponen, tan solo quedan dos libres.

La denuncia proseguía cuando contaba que: «No podemos abarcar mucho más, somos mucho menos personal que en un hospital público y también enfermamos».

«En urgencias solo una persona ha sido infectada con el virus. A los demás no nos está afectando, queremos pensar que es porque sabemos cómo protegernos», explicaba.

García asegura que prácticamente su único consuelo es pensar en su familia: «Me tengo que cuidar yo para cuidarlos a ellos. Tengo que levantar la cabeza y seguir, ya llegará un momento en que necesite ayuda psicológica». Además, el cariño y ánimo de los ciudadanos también es un motor para ella.


Comentarios

envía el comentario