Desgarrador Coronavirus: Así se ha encontrado el Ejército residencias de abuelos

La crisis sanitaria deja al descubierto el abandono de muchos ancianos en estos centros.

Trabajadoras atendiendo a una anciana en una residencia
El Ejército denuncia el abandono que sufren muchos abuelos en las residencias | EFE

No es la primera vez que sale a la luz pública las condiciones en las que viven muchos abuelos y abuelas en las residencias de ancianos, pero la crisis del coronavirus que se vive en España ha dejado al descubierto de forma dramática el abandono en algunos de estos centros.

El escándalo ha saltado con las desgarradoras informaciones reveladas por las Fuerzas Armadas sobre sus intervenciones en residencias de ancianos, donde el Covid-19 está haciendo verdaderos estragos: ‘En algunas visitas el Ejército ha podido ver a ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos, en sus camas’, ha afirmado la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha prometido tomar cartas en el asunto.

En ‘El Programa de Ana Rosa’ de Telecinco, la ministra ha asegurado que los delitos serán castigados con todo el peso de la ley, en referencia al crítico estado en que se encuentran algunas residencias de ancianos en España. El Gobierno toma así el compromiso de velar para que todas las personas mayores reciban las atenciones necesarias.

Margarita Robles también ha querido matizar, sin embargo, que la mayoría de las residencias cumplen con los cuidados y obligaciones necesarias y que, allí donde esto no se cumpla, las autoridades actuarán de forma contundente. La ministra ha aprovechado para poner en valor el trabajo de las Fuerzas Armadas durante la crisis.

El virus se ensaña con las residencias 

Las residencias de ancianos se han convertido en el mayor foco de propagación y actuación del coronavirus, siendo Madrid el gran epicentro de la tragedia. Debido a esta situación, la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército realiza tareas de desinfección en este tipo de centros para frenar el avance de la pandemia.

En las residencias donde ha entrado el brote, la situación es dramática y los ancianos están muriendo a decenas. Además, el virus en estos centros es imparable porque no se hacen diagnósticos a las personas con síntomas, y el virus se propaga con sorprendente rapidez. Se calcula que el coronavirus ha entrado en al menos 72 geriátricos de Madrid.

En algunos casos la situación ha sido tan dramática que el gobierno ha tenido que intervenir directamente, como el caso de la residencia donde murieron 17 ancianos confinados sin atención médica. Las residencias infectadas se defienden argumentando que no son hospitales, sino centros de asistencia a mayores, y que en muchos casos las ambulancias no atienden a sus llamadas.

Ante ello, el Gobierno ha reconocido que el principal foco del virus está en las residencias y que la situación está causando alarma social. Se trata de un sector ampliamente privatizado, muchas veces falto de recursos, precarizado y desbordado ante situaciones de emergencia como la actual. En algunas comunidades, el contagio de coronavirus en residencias de mayores ha aumentado más del 200%.

Ante tal situación y sin los medios adecuados, muchos centros optan por confinar a los abuelos a los que en lagunas ocasiones no pueden ofrecer ni asistencia médica. La elevada cifra de fallecidos en las residencias ha obligado al ejecutivo a tomar medidas y ofrecer más recursos a este tipo de centros.


Comentarios

envía el comentario