Cuarentena Coronavirus: 5 consejos de cómo limpiar y desinfectar la casa a fondo

Consejos para mantener medidas de higiene adecuadas para prevenir las infecciones.

Imagen de una cocina limpia y brillante
La cocina es uno de los mayores focos de infección de la casa | Unsplash

La rápida expansión del Covid-19 se debe a que es un virus extremadamente infeccioso y muy fácil de contagiar. La cuarentena o el confinamiento son métodos preventivos para evitar la infección del virus, pero ni en casa estás 100% seguro ya que se desconoce cuánto tiempo sobrevive el Coronavirus en una superficie.

Los expertos creen que el Coronavirus puede permanecer horas, e incluso días, en un objeto que haya entrado en contacto con un paciente infectado. Por eso las autoridades ordenan desinfectar las calles y, en el casos extremos como Corea del Sur, fumigaban a los evacuados de Wuhan. Extremar las medidas de higiene en casa ayudar a prevenir el contagio.

Cuánto sobrevive el Coronavirus en los objetos

A una temperatura de 20ºC, el Coronavirus puede sobrevivir en superficies de acero hasta dos días, en madera y vidrio cuatro días, en plástico y cerámica cinco días, en aluminio entre dos y ocho horas y en látex menos de ocho horas. Las superfícies no porosas como pomos de las puertas y la pantalla del teléfono son ideales para la transmisión.

¿Limpiar o desinfectar?

La llegada del Coronavirus ha cambiado el concepto de limpiar, pues si hasta ahora significaba sacar el polvo, ahora adquiere una dimensión nueva, la desinfección. Los expertos recomiendan desinfectar todo aquello que habitualmente tocamos con las manos: los pomos de las puertas, el teclado, los pasamanos… 

Pero limpiar no es desinfectar. Lavar es aplicar agua y jabón a un objeto sucio para eliminar el polvo y los gérmenes. Desinfectar implica el uso de productos especiales para matar bacterias y virus, y tiene una función de prevención de enfermedades más que de higiene.

Qué hacer con el enfermo

Si tienes un enfermo en casa, las autoridades recomiendan permanecer en una habitación cerrada con las ventanas abiertas para ventilar. El ministerio de Salud recomienda que el enfermo tenga en su cuarto un producto de higiene de manos y un cubo de basura, y a poder ser que disponga de un baño personal.

Las personas infectadas deben evitar el máximo posible el contacto con los demás. A tal efecto deben restringir las visitas y, en todo caso, no acercarse más de dos metros a los demás.

Consejos para limpiar la cocina

Los mayores focos de infección en la casa son el baño y la cocina. Para limpiar y desinfectar la cocina tienes que utilizar productos desinfectantes como el amoníaco y la lejía, dando especial importancia a los grifos, los fogones o vitrocerámica, y el mármol donde manipulas los alimentos. Limpia los armarios por dentro, aspira los delantales y pulveriza las puertas.

Cómo limpiar el baño

Es recomendable limpiar el baño con lejía o amoníaco y bayetas desechables para evitar que el virus se propague hacia otros espacios. Es prioritario limpiar y desinfectar objetos como los grifos y los radiadores, la taza del váter y el lavamanos. También se recomienda cambiar las toallas de manos cada día y las de ducha cada tres días.

Salón y habitaciones

En el salón y en las habitaciones es importante lavar con frecuencia los tejidos como las fundas del sofá y las cortinas, las sábanas y las mantas o las fundas de los cojines. Utiliza productos especiales para la tapicería y añade algo de lejía a colada. 

Otro espacio a tener en cuenta son las ventanas y las puertas, sobre todo los pomos y los cristales. Limpia las ventanas tanto por dentro como por fuera con productos especiales o vinagre diluido en agua caliente o tibia. 


Comentarios

envía el comentario