Cuarentena Coronavirus: Los 5 alimentos que puedes congelar siempre

¿Qué alimentos puedes congelar y cómo hacerlo? Consejos para conservar la comida durante el confinamiento

Muchos productos de esta lista se pueden congerlar y no lo sabías
¿Qué productos puedes congelar? Te sacamos de dudas con esta lista | Cedida

La situación de emergencia que vive España con el rápido avance del coronavirus y las medidas de cuarentena y confinamiento decretadas por el Gobierno durante el estado de alarma hemos cambiado nuestras prioridades, y también nuestros hábitos en la cocina. En estos tiempos tan difíciles lo prioritario en la cocina es la conservación de los alimentos.

La máxima preocupación ante la previsión de que vamos a pasar muchos días en casa es tener siempre la despensa llena, y por eso los técnicos alimenticios recomiendan comprar aquellos productos que mejor se conservan y más duran fuera de la nevera.

Los productos más recomendados para comprar en el supermercado estos días son las conservas, las legumbres, los frutos secos, la fruta deshidratada y los cereales, pastas y arroces. En cambio, la carne, la verdura, los huevos y los lácteos, son los menos indicados.

Como último recurso, siempre queda congelar los alimentos, teniendo en cuenta que hay que seguir unas directrices y que hay alimentos que se pueden congelar siempre y otros que no. Hoy nos centraremos en los alimentos que puedes congelar siempre durante la cuarentena.

Paellas y arroces

Esta es una de las grandes dudas de mucha gente: ¿Se pueden congelar las paellas y otros tipos de arroces? La respuesta es sí, pero tienes que tener en cuenta si es arroz sueltocaldoso y, además, es probable que pierda parte de su textura original.

¿Cómo congelar paellas y arroces? El arroz blanco, la paella tradicional o el arroz al horno puede ir en un tupper procurando dejar el mínimo de aire posible y cerrando herméticamente con la tapa o papel film. Si el arroz es caldoso, se recomienda congelar por separado el arroz y el caldo, y cocinarlos de nuevo una vez descongelados.

Almejas

Cuando vas a la sección de los congelados del supermercado ves almejas congeladas, así que sí, las almejas, como los mejillones y otro tipo parecido de marisco, se puede congelar sin problemas. Sin embargo, también hay unas reglas que tienes que seguir.

Para congelar cualquier tipo de molusco, en especial las almejas, es recomendable hacerlo en crudo y con cáscara lavándolas previamente. Coloca las almejas en un recipiente con agua y sal para que vayan soltando la arena y otras impurezas. Escurre bien al cabo de unas horas y ponlas en una bolsa de congelación para ponerlas en el congelador.

Calabaza

De todas las hortalizas, la calabaza es la que mejor resiste el proceso de congelación. Para congelar la calabaza cruda lo mejor es pelarla y cortarla a trocitos. Intenta que queden separados para que no se peguen, tapa la bandeja con papel film y congela durante dos horas. Luego puedes ponerla en un tupper o una bolsa.

Pero también puedes congelar la calabaza una vez cocinada, en sopa o puré. Para hacerlo, deja que la crema se enfríe y pon en el congelador. Una forma original de hacerlo es dentro de una cubitera para añadirlo después a tus guisos

Acelgas

Las acelgas y otras verduras de hoja verde, como las espinacas, sí pueden congelarse siempre que estén hervidas o escaldadas, pues las hojas verdes se estropean con la congelación. Para congelar las verduras de hoja verde, lo mejor es lavarlas y separar las hojas de los tallos duros, hervirlas durante 2 o 3 minutos y ponerlas en remojo con agua fría. 

Escurrelas antes de ponerlas en el congelador para que tengan la menor cantidad posible de agua. Lo más aconsejable para congelar acelgas o espinacas es hacerlo en un tupper o bolsas de congelación en porciones pequeñas o raciones individuales.

Huevos

Los huevos entran dentro de la lista de productos que no debes comprar durante la cuarentena porque se estropean con mucha facilidad. Sin embargo, en contra de lo que mucha gente piensa los huevos sí se pueden congelar, pero no se recomiendo hacerlo enteros y con cáscara.

¿Cómo congelar los huevos? Lo mejor es sacarlo de la cáscara para que no se rompa cuando el huevo se expanda durante el proceso de congelación. Una vez fuera puedes congelarlo separando las yemas de las claras, pero lo más recomendado es bater los huevos para después congelarlos. Puedes añadir sal para evitar que la yema se endurezca. 


Comentarios

envía el comentario